Ministra española de Sanidad dimite por ″caso Gürtel″ | Europa al día | DW | 26.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Ministra española de Sanidad dimite por "caso Gürtel"

La ministra española de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, dimitió luego que el juez del "caso Gürtel" considerara que pudo beneficiarse, a través de su exmarido, de ese entramado de corrupción.

Ana Mato lleva tiempo cuestionada por el caso y, en los últimos meses, también por su gestión de la crisis del ébola.

Ana Mato lleva tiempo cuestionada por el caso y, en los últimos meses, también por su gestión de la crisis del ébola.

"No quiero, bajo ningún concepto, que mi permanencia en esta responsabilidad pueda ser utilizada para perjudicar al gobierno de España, a su presidente ni tampoco al Partido Popular", manifestó Mato, quien lleva tiempo cuestionada por el caso y en los últimos meses también por su gestión de la crisis del ébola, a través de un comunicado.

“Responsable civil”

La dimisión llegó unas horas después de que el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz la acusara de haberse lucrado con los delitos presuntamente cometidos por su entonces marido, Jesús Sepúlveda, cuando era alcalde de la acaudalada localidad madrileña de Pozuelo.

Sepúlveda era un hombre de confianza de Francisco Correa, el empresario en torno al cual gira el "caso Gürtel", una de las mayores redes de corrupción de la historia del país. Su entramado empresarial se especializó en organizar eventos y campañas electorales al gobernante Partido Popular (PP) mientras, según Ruz, aprovechaba sus contactos con cargos del partido para lograr en municipios y regiones contratos públicos por los que pagaba contraprestaciones.

El juez apunta que Correa pagó con “dinero negro” viajes por valor de 50.000 euros al alcalde y a su familia y sufragó también complementos de lujo a la ya exministra, así como fiestas de cumpleaños y de primera comunión de la hija que tiene con Sepúlveda. El magistrado, que concluyó este miércoles (26.11.2014) la instrucción del caso –cinco años después de que comenzara la investigación–, solicitó juzgar por la vía penal a 43 imputados, entre ellas a tres extesoreros del PP, a Correa y al exmarido de Mato.

En un comunicado con el membrete del Ministerio, Mato, de 55 años, afirma que "en ningún caso" el juez le imputa "ningún delito" ni tampoco le atribuye "responsabilidad penal alguna". Sin embargo, Ruz pidió en su auto que Mato se siente en el banquillo en el juicio, para que responda como responsable civil por los regalos que recibió su exmarido. En el juicio se determinará la cuantía total del lucro, que deberá devolver.

En el peor momento

El magistrado sostiene además que el partido que gobierna en España se benefició de los negocios ilegales que hicieron dos alcaldes, uno de ellos el exmarido de la ministra Mato, y que la formación deberá por ello responder también civilmente.

Según la edición online del diario El País, la última palabra en la dimisión de Mato la habría tenido el jefe del gobierno, Mariano Rajoy, con quien se habría reunido en La Moncloa. Horas antes, fuentes de su ministerio señalaron que no se planteaba dimitir "de momento". Esta tormenta para Rajoy llegó justo el día anterior a que el presidente del gobierno presente en el Congreso de los Diputados una batería de medidas contra la corrupción que, entre otras cosas, pretenden mejorar la imagen de su gobierno y de su partido.

El final de la instrucción del "caso Gürtel" tampoco habría podido llegar en peor momento para el jefe del Ejecutivo y su formación. A un año de las elecciones generales –y a menos de las municipales y regionales de mayo– las encuestas predicen un hundimientodel PP, desgastado por los escándalos de corrupción y por la gestión a base de recortes que ha hecho en la crisis económica. Un hundimiento al que tampoco es ajeno el PSOE y que discurre de forma paralela al ascenso de Podemos, la formación heredera del movimiento de los indignados que capitaliza el hartazgo y el enfado ciudadano y que, con menos de un año de vida, se sitúa ya en algunas encuestas como primera fuerza política de España.

El juez que comenzó a investigar el "caso Gürtel" hace cinco años fue Baltasar Garzón. Esta fue de hecho la causa que le costó la condena del Tribunal Supremo a 11 años de inhabilitación. La corte consideró que prevaricó al ordenar intervenir las conversaciones en prisión entre los presuntos jefes de la trama y los abogados que los visitaban, incluidos sus defensores. Ruz lo sustituyó en su juzgado de instrucción cuando fue inhabilitado y el auto que acaba de emirtir confirma las primeras resoluciones que emitió Garzón en este caso.

RML (dpa, efe)

Publicidad