MH370: reanudan búsqueda de avión bajo adversas condiciones | El Mundo | DW | 20.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

MH370: reanudan búsqueda de avión bajo adversas condiciones

Aeronaves partieron desde Australia este viernes en busca de las presuntas partes del avión desaparecido el 8 de marzo. Así se confirme caída del Boeing allí, restos habrían sido arrastrados por corriente circumpolar.

La zona donde fueron avistados los objetos está ubicada a unos 2.500 kilómetros al suroeste de Perth, al oeste de Australia. La Fuerza Aérea de Nueva Zelanda, cuyo P-3K2 Orion volvió de una misión de dos horas y media de búsqueda en el Océano Indico en la mañana del viernes en la zona, dijo que no encontró nada que pudiese provenir del Boeing 777 de Malaysia Airlines, que desapareció el 8 de marzo. "La tripulación nunca encontró algún objeto significativo", sostuvo el vicealmirante de las Fuerzas de Defensa de Nueva Zelanda, Kevin Short. "La visibilidad no era muy buena, lo que hace difícil buscar sobre la superficie del mar", explicó, añadiendo que el avión había volado a 300 metros sobre el agua.

Los objetos de gran tamaño, que según funcionarios australianos fueron vistos por satélite hace cuatro días en uno de los lugares más remotos del mundo, son la pista más prometedora en medio de la amplia búsqueda que se lleva a cabo para encontrar el Boeing 777 de Malaysia Airlines desaparecido con 239 personas a bordo. El Gobierno malasio dijo que la búsqueda continuaría en otros lugares pese al avistamiento en el sur del Océano Indico.

El ministro de Transporte de Malasia, Hishammuddin Hussein destacó que la información recibida de Australia sobre los objetos había sido "corroborada en amplia medida" por otros satélites, lo que la convierte en más creíble que pruebas anteriores.

El objeto de mayor tamaño mide 24 metros de largo y parecía estar flotando en aguas que tienen varios miles de metros de profundidad, dijeron las autoridades australianas. El segundo tenía cinco metros de longitud. "Es lo suficientemente creíble para desviar la búsqueda a esta zona, ya que proporciona una pista prometedora de que podría tratarse de parte del fuselaje", dijo el capitán de navío de la fuerza aérea australiana, John McGarry, en una rueda de prensa en Canberra.

Restos humanos y materiales habrían sido arrastrados por corriente circumpolar

Las imágenes por satélite, proporcionadas por la firma estadounidense DigitalGlobe, fueron grabadas el 16 de marzo, lo que significa que los posibles restos pueden haberse movido del lugar. Las autoridades australianas dijeron que un avión australiano había lanzado boyas en la zona, que proporcionarán información sobre las corrientes para ayudar a calcular la última localización.

El carguero noruego Hoegh St. Petersburg había llegado a la zona tras recibir la solicitud de las autoridades australianas para ayudar en la investigación.

La profesora de Oceanografía de la Universidad de Australia Occidental Charitha Pattiaratchi dijo que, basándose en las corrientes en la zona, si los restos eran del avión habría caído a unos 300 ó 400 kilómetros al oeste de donde los han encontrado.

La zona de búsqueda cubre una zona del océano llamada Meseta Naturalista, una plataforma oceánica de unos 3.500 metros de profundidad, dijo Pattiaratchi. La meseta tiene 250 kilómetros de ancho y 400 kilómetros de largo, y la zona cuenta con una profundidad de unos 5.000 metros. "Sea cual sea la parte a la que vayas, es profunda", dijo.

JOV (dpa, euronews)

DW recomienda

Publicidad