Merkel y Schulz reconocen dificultades en negociaciones | Alemania | DW | 04.02.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Merkel y Schulz reconocen dificultades en negociaciones

Los líderes de los dos mayores partidos de Alemania tienen confianza en alcanzar un acuerdo que permita formar Gobierno, pero alertan que aún quedan temas pendientes.

Las negociaciones para formar gobierno en Alemania entran en su fase decisiva, acercándose al plazo fatal que se impusieron los mismos partidos que están sentados en la mesa de conversaciones. Por ello, las palabras que dijo este domingo (04.02.2018) la canciller alemana Angela Merkel adquieren una dimensión especial, sobre todo cuando ella misma reconoció que no tenía claridad sobre cuándo podría alcanzarse un acuerdo.

Antes de una nueva jornada de diálogo entre la Unión (cristianodemócratas y socialcristianos) y socialdemócratas (SPD), la canciller también dijo que espera que los temas que quedan pendientes deriven en negociaciones complejas. "Nos vamos a reunir hoy nuevamente para la ronda decisiva. Todavía no es posible decir cuánto durarán. Ayer (sábado) logramos una buena base, pero aún quedan importantes asuntos que deben ser resueltos”, dijo la autoridad.

"Entro a las conversaciones con buena voluntad, pero también creo que hoy tendremos negociaciones difíciles”, agregó poco antes de reunirse con los otros dirigentes. "Sabemos cuál es nuestra misión y queremos hacer bien nuestro trabajo”, agregó. Ambas partes esperan alcanzar un acuerdo este domingo o, cuando mucho, el martes, para renovar la Gran Coalición que dirige los destinos de la principal potencia de la zona euro desde 2013.

Buscar una alianza durable

Uno de los temas pendientes tiene que ver con la política social, dijo el líder socialdemócrata, Martin Schulz. "Los tres partidos hemos alcanzado acuerdos o hemos acercado posiciones en muchos asuntos en los últimos días, pero todavía hay temas que deben ser debatidos, especialmente en el tema de la política social”, comentó el dirigente. Reformas laborales y al sistema de salud se incluyen entre los temas más difíciles, por ser prioritarios para el SPD.

"Estoy interesado en que avancemos con rapidez, pero queremos dar a Alemania un Gobierno estable, y ello implica alcanzar un acuerdo para una coalición duradera que nos deje satisfechos a todos”, agregó Schulz, quien llamó a tomarse el tiempo que sea necesario para llegar a ese acuerdo. Pero es precisamente el tiempo el que apremia: desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, nunca antes los políticos alemanes demoraron tanto en formar un Gobierno.

Tras el fracaso de los sondeos con Verdes y liberales, un segundo intento fallido –esta vez con socialdemócratas– significaría un llamado a nuevas elecciones y, casi con seguridad, el fin de la era Merkel.

DZC (Reuters, AP, dpa)

DW recomienda