Merkel promueve inversiones en África para frenar la inmigración | El Mundo | DW | 30.08.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Internacional

Merkel promueve inversiones en África para frenar la inmigración

La canciller viaja a Senegal, Ghana y Nigeria junto a una nutrida delegación empresarial para buscar oportunidades para la juventud africana en sus países y desincentivar la emigración económica.

La canciller alemana, Angela Merkel, arribó a Senegal el miércoles en la tarde (29.08.2018) como primera etapa de una gira por tres países africanos con el desarrollo económico y las migraciones como principales temas de la agenda. La canciller se reunirá con los presidentes de Senegal, Ghana y Nigeria.

"No debemos ser cómplices de los traficantes de personas. Debemos luchar contra la ilegalidad, pero también crear legalidad y las condiciones para trabajar aquí sobre el terreno", dijo Merkel tras reunirse con el presidente senegalés, Macky Sall. Este estuvo de acuerdo y recordó a los jóvenes que se ahogan intentando cruzar a Europa: "No es la vocación de la juventud africana morir en el Mediterráneo o vivir clandestinamente". Y remarcó que sus ciudadanos no pueden buscar asilo en Europa porque no sufren persecución alguna: "Somos una democracia", clamó. Y pidió "soluciones y oportunidades" para la juventud en África.

La mandataria alemana, que viaja acompañada por una docena de altos directivos de empresas alemanas, acordó que financiará llevar suministro eléctrico a trescientas aldeas senegalesas. Senegal está disfrutando de un crecimiento económico de alrededor del siete por ciento anual, mientras que el igualmente floreciente Ghana se considera un refugio de estabilidad en la región.

Nigeria, la última etapa del viaje de la mandataria, es el segundo mayor socio comercial de Alemania en el África subsahariana, a pesar de lidiar con la insurgencia de Boko Haram y la volatilidad del precio del petróleo. El impulso de los lazos económicos es parte de una apuesta más amplia para ayudar a estabilizar a los países africanos a largo plazo, ofreciendo a los jóvenes oportunidades en sus países con la esperanza de disuadirlos de partir hacia Europa.

Un funcionario del gobierno alemán que habló antes del viaje de Merkel dijo que era importante "evitar que la gente haga el viaje ilegal y extremadamente peligroso a Europa". Senegaleses, ghaneses y nigerianos se encuentran entre los miles de inmigrantes que intentan tener suerte en Europa, a pesar de que sus posibilidades de obtener asilo son escasas. Solo en julio, casi 950 nigerianos solicitaron asilo en Alemania.

LGC (AFP/AP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad