Merkel piensa aplazar el abandono de la energía nuclear | Alemania | DW | 30.08.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Merkel piensa aplazar el abandono de la energía nuclear

Basándose en un controvertido informe, la canciller alemana mencionó que sería “sensata” una prórroga de 10 a 15 años para el funcionamiento de las centrales nucleares en el país. La oposición critica duramente el plan.

Angela Merkel, de visita en la central atómica de Lingen, el 26 de agosto.

Angela Merkel, de visita en la central atómica de Lingen, el 26 de agosto.

Durante semanas se viene discutiendo en Alemania sobre una prolongación del tiempo de funcionamiento de las plantas nucleares que producen energía eléctrica. El debate se ha visto alimentado también por una campaña del lobby atómico, que aspira a un alargue por sobre el plazo de cierre establecido durante el anterior gobierno de socialdemócratas y verdes. Este fin de semana, la canciller Angela Merkel se pronunció en un programa de televisión al respecto, indicando que, desde el punto de vista de los expertos, “sería sensato (un plazo adicional) de 10 a 15 años”. De acuerdo con un estudio, ese rango arrojaría los mejores resultados en cuanto al abastecimiento, los precios y la reducción de emisiones de CO2.

Críticas a granel

Deutschland Bundestag Finanzkrise Griechenland Sigmar Gabriel

Sigmar Gabriel, líder socialdemócrata.

Grande fue el impacto que causaron sus palabras en la oposición. El jefe del partido socialdemócrata alemán, Sigmar Gabriel, declaró que “no se trata de un concepto energético apto para el futuro, sino de una política de lobby pura y dura, a favor de los consorcios de energía atómica”. Según en dirigente socialdemócrata, la canciller está “vendiendo la seguridad de la población.”

Entre los principales puntos de crítica de Gabriel está el que el informe en que se basó la canciller fue elaborado por institutos de investigaciones económicas, y no por especialistas en seguridad nuclear. La jefa de la bancada parlamentaria de Los Verdes, Renate Künast, opinó que la prolongación del plazo de funcionamiento de los reactores ya ha sido decidida ideológicamente hace tiempo, y ahora se busca una justificación para llevarla a cabo. “La energía atómica es una tecnología de alto riesgo, para cuyos desechos no existen depósitos y para cuyos costos se trasquila sin misericordia al contribuyente”, sentenció.

También Greenpeace presentró objeciones. “Los informes presentados con respecto a los futuros escenarios energéticos aportan todo menos bases bien fundadas para tomar decisiones”, afirmó Andree Böhling, especialista de la organización ecologista en materia de energía. A su juicio, "con el proyectado aplazamiento del cierre de centrales nucleares, Merkel sirve a los intereses económicos de cuatro empresas, en contra de la voluntad de la mayoría de la población".

NOFLASH Atomkraftwerk

Activistas de Greenpeace proyectaron sobre la torre de refrigeración de una planta nuclear la leyenda: "La energía atómica es un camino errado, Sra. Merkel".

Aclaraciones gubernamentales

En medio de todo el revuelo, el portavoz del gobierno de Berlín, Steffen Seibert, aclaró este lunes que el plazo de prórroga mencionado por Merkel no era cosa ya resuelta, e hizo notar que Merkel también anunció que tomaría en cuenta otros criterios para adoptar una decisión. En este contexto, indicó que el tema de la seguridad de los reactores nucleares será examinado en forma independiente de todo lo demás. También el ministerio de Medio Ambiente aseguró que “la seguridad tiene máxima prioridad”.

Merkel subrayó igualmente el domingo que la extensión del plazo de funcionamiento de las centrales atómicas sería sólo un puente hacia un pleno abastecimiento con energías renovables.

Y también mencionó otro aspecto: la prórroga ha de realizarse de una forma en que no sea necesaria la aprobación del Bundesrat, la cámara de los estados federados, en la que tiene mayoría la oposición. Esto último desató las iras del jefe de la socialdemocracia, que amenazó con acudir al Tribunal Constitucional.

ERS/ dpa/afp/ap

Editor: José Ospina

DW recomienda

Publicidad