Merkel pide “respeto” para decisión de Benedicto XVI | Alemania | DW | 11.02.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Merkel pide “respeto” para decisión de Benedicto XVI

La canciller alemana recordó la visita del Papa al Bundestag y valoró su búsqueda de la integración religiosa con musulmanes y judíos.

La canciller alemana Angela Merkel, compatriota de Joseph Ratzinger, manifestó este lunes (11.02.2013) su “más profundo respeto” por la decisión de renunciar a su pontificado tomada por Ratzinger. De paso, calificó al Papa como “uno de los más importantes pensadores religiosos de nuestro tiempos".

"Benedicto XVI tomó su decisión en bien de su Iglesia y de las personas que la integran", dijo Merkel, quien también elogió el diálogo entre distintas confesiones impulsado por Benedicto, así como de la Iglesia Católica con judíos y musulmanes.

Merkel poco después de hablar sobre el Papa.

Merkel poco después de hablar sobre el Papa.

La jefa del Gobierno alemán recordó el "orgullo" que sintió cuando Joseph Ratzinger fue elegido Papa hace ocho años, durante una rueda de prensa urgente realizada este lunes en Berlín, donde además agradeció a Benedicto XVI por su pontificado. También le deseó "de todo corazón" lo mejor para la etapa "de muchos años" que se abre en su vida tras la renuncia al máximo cargo de la Iglesia Católica.

Diferencias en el pasado

La canciller destacó que el saliente jefe de la Iglesia Católica tiene una "formación profunda" que le sirve para contextualizar la historia, así como un vivo interés por la integración europea. Asimismo, aseguró que el Papa se ganó el corazón de los creyentes alemanes gracias a sus visitas al país.

Para la autoridad germana, la presencia del Papa en el Bundestag alemán, en septiembre de 2011, fue algo “inolvidable”. En esa oportunidad, Benedicto XVI invitó a los políticos a estar al servicio de la ley para superar las injusticias. "Fue un gran día para nuestro Parlamento", dijo Merkel.

La canciller, de confesión protestante, tuvo diferencias con el renunciado líder religioso en el pasado. En febrero del 2009 la cancillería emitió un comunicado donde invitaba a Benedicto y al Vaticano a "dejar absolutamente en claro que no puede negarse el Holocausto". De esta forma reaccionó a la rehabilitación que hizo el Vaticano del obispo Richard Williamson, un negador del Holocausto.

DZ (dpa, EFE)

DW recomienda