Merkel condena el nuevo movimiento islamófobo alemán ″Pegida″ | Alemania | DW | 12.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Merkel condena el nuevo movimiento islamófobo alemán "Pegida"

La canciller alemana, Angela Merkel, condenó hoy el nuevo movimiento islamófobo Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente (Pegida).

Angela Merkel.

Angela Merkel.

La canciller alemana dijo, además, a través de su viceportavoz Christiane Wirtz, que en Alemania no debe haber espacio para difamar a los creyentes de cualquier religión. "Puedo decir en nombre del gobierno alemán y de la canciller que en Alemania no debe haber espacio para la difamación de creyentes de cualquier religión y que no debe haber espacio para la islamofobia", dijo Wirtz en la comparecencia habitual de los portavoces del gobierno al ser interrogada sobre "Pegida".

Manifestación de Pegida en Dresde.

Manifestación de Pegida en Dresde.

"La canciller condena de la manera más radical esas ideas", agregó Wirzt. "Pegida", un movimiento surgido en Dresde y que en su última manifestación logró reunir 10.000 personas, ha sido relacionado con Alternativa por Alemania (AfD), un partido euroescéptico con escaños en tres parlamentos regionales y en la eurocámara.

Hasta ahora, la cúpula de AfD se ha mantenido al margen de las manifestaciones pero ha manifestado su comprensión con quienes han participado en las mismas, entre ellos algunos de sus militantes.

Pegida "instrumentaliza miedos" de la población

"Pegida" fue uno de los temas de la Conferencia de Ministros de Interior de los estados federados que se reunió hoy en Colonia (oeste de Alemania ). El ministro de Interior del estado federado de Baja Sajonia (norte de Alemania), Boris Pistorius, dijo que "el peligro de una islamización de Alemania no existe", en contra de lo que "Pegida" quiere hacer creer "para instrumentalizar los miedos" de parte de la población.

Su colega de Renania del Norte-Westfalia (oeste del país), Ralf Jäger, advirtió, por su parte, de la relación de "Pegida" con movimientos de extrema derecha, como el partido islamófobo Pro-NRW.

Según Jäger, si se minimiza el peligro que representa "Pegida" se puede abonar el terreno para un nuevo movimiento de ultraderecha en Alemania. Sin embargo, del lado conservador hay también voces que piden "comprensión" con los temores de parte de la gente que asiste a las manifestaciones de Pegida.

Así, por ejemplo, el ministro de Interior de Baviera, Joachim Hermann, dijo que había que desarrollar estrategias para enfrentar esos temores para evitar que la gente "caiga en los brazos de la ultraderecha".

CP (efe, rtr)

Publicidad