Medio estatal chino resta importancia al peligro de caída de restos del cohete | ACTUALIDAD | DW | 06.05.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

ACTUALIDAD

Medio estatal chino resta importancia al peligro de caída de restos del cohete

Se espera que los restos del cohete chino lanzado la semana pasada vuelvan a entrar en la atmósfera este fin de semana en un reingreso incontrolado que está siendo rastreado por el Comando Espacial de EE. UU.

 El gran cohete portador chino Long March-5B

El gran cohete portador chino Long March-5B

El medio de comunicación estatal chino Global Times ha desestimado la preocupación por la caída de restos de un cohete lanzado como parte de los esfuerzos del país para construir su propia estación espacial. 

Es "muy probable que los restos caigan en aguas internacionales y la gente no tiene por qué preocuparse", dijo un experto citado por Global Times, un periódico utilizado a menudo como portavoz del Estado en lengua inglesa. 

Los expertos espaciales habían advertido de la posibilidad de que se produjera una reentrada incontrolada de la sección principal del vehículo de lanzamiento, de 20 toneladas, en la atmósfera terrestre, que estiman que se producirá el fin de semana o el lunes. 

Es "habitual en el ámbito aeroespacial"

La nave Long March 5B llevó al espacio el módulo central Tianhe (Armonía Celestial) el pasado jueves, marcando el inicio de la construcción de la estación espacial china. Es "habitual en el ámbito aeroespacial" que los desechos caigan a la Tierra, escribió el Global Times

El periódico caracterizó las advertencias como "nada más que la exageración occidental de la 'amenaza china' en el avance de la tecnología espacial". Citando al experto Wang Ya'nan, redactor jefe de la revista Aerospace Knowledge, el medio informó de que las autoridades espaciales chinas consideraron cuidadosamente el desarrollo de la caída de escombros durante el diseño del cohete y la elección del lugar de lanzamiento. 

"La mayor parte de los desechos se quemará durante la reentrada en la atmósfera terrestre, dejando solo una parte muy pequeña que puede caer al suelo, que potencialmente aterrizará en zonas alejadas de las actividades humanas o en el océano", dijo Wang Ya'nan.

Los expertos también explicaron que el vehículo de lanzamiento estaba hecho principalmente de materiales ligeros, la mayoría de los cuales se quemarán fácilmente durante la reentrada, según Global Times.

Ver el video 02:30

60 años en el espacio

ESA: imposible predecir qué piezas sobrevivirían a la reentrada

Por su parte, la Oficina de Residuos Espaciales de la Agencia Espacial Europea (ESA) había dicho que actualmente era prácticamente imposible predecir qué piezas sobrevivirían a la reentrada. Los materiales con altas temperaturas de fusión, como las estructuras de los motores, suponen un riesgo especial. Sin embargo, en general, la mayoría de los objetos se quemarían completamente durante la reentrada, dijeron los expertos.  

La ESA dijo también este jueves (06.05.2021) que espera que la sección del vehículo de lanzamiento vuelva a entrar en la atmósfera terrestre el domingo a las 0731 GMT, pero con más o menos unas 18 horas. La ESA subrayó que todas las previsiones tienen considerables incertidumbres.  

La agencia añadió que la zona en cuestión incluye cualquier parte de la superficie terrestre entre las latitudes de 41,5 grados norte y 41,5 grados sur. En Europa, esto incluye partes de España, Italia, Portugal, Malta y Grecia. En general, amplias zonas de América del Norte y del Sur, Asia meridional, África y Australia pertenecen a la zona de riesgo.  

No obstante, dado que gran parte de la Tierra está cubierta de agua y grandes zonas están deshabitadas, el riesgo para las personas es mucho menor que el de los riesgos cotidianos, como conducir un coche, dijeron.  

Críticas al nuevo cohete de China por no cumplir las normas actuales

A principios de semana, el astrofísico Jonathan McDowell, del Centro de Astrofísica de Harvard y Smithsonian en Cambridge (Estados Unidos), dijo a dpa que sería "en el peor de los casos como un pequeño accidente de avión, pero extendido en una línea a lo largo de cientos de kilómetros", dijo a dpa. No se sabía cuántos fragmentos quedarían tras la reentrada, dijo, "pero suficientes para causar daños".   

"La posibilidad más probable es que la etapa central caiga en un lugar deshabitado como los océanos de la Tierra, que cubren el 70% del planeta", escribió también el experto Andrew Jones en spacenews.com. "Las probabilidades de que un individuo concreto sea golpeado por los desechos espaciales son excesivamente bajas, estimadas en su día en 1 entre varios trillones".  

Los desechos cayeron en la nación de Costa de Marfil, en África Occidental, sólo seis días después del primer vuelo del Long March 5B en mayo de 2020, dañando varias casas en pueblos.  

McDowell criticó el nuevo cohete de China por no cumplir las normas actuales. Otros países se han asegurado de que el grueso de sus misiles no permanezca en órbita, sino que se coloque en una trayectoria para estrellarse específicamente en el mar.   

FEW (dpa, Global Times)

DW recomienda