Masacre de Iguala: detenido el cuñado del alcalde | América Latina | DW | 10.10.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Masacre de Iguala: detenido el cuñado del alcalde

Según el fiscal general de México, también se busca al alcalde en calidad de "posible responsable" por los hechos ocurridos el 26 de septiembre en la ciudad de Iguala. Aún no se ha llegado a los "autores intelectuales".

El cuñado del alcalde es Salomón Pineda, que fue detenido por infantes de marina vestidos de civil en la ciudad de Cuernavaca, unos 88 kilómetros al sur de la capital, según informan medios mexicanos. Se cree que Pineda podría ser uno de los responsables de la desaparición de 43 estudiantes y el asesinato de seis personas. Jesús Murillo Karam, fiscal general de México, aseguró hoy (10.10.2014) a la cadena radiofónica MVS, que también se busca para declarar al alcalde, José Luis Abarca, en calidad de "indiciado" por los hechos ocurridos el 26 de septiembre en la ciudad de Iguala. Abarca está en "paradero desconocido" desde finales de septiembre.

Murillo Karam dijo que, durante la pasada noche, hubo dos detenciones más de autores materiales, con lo que suman hasta ahora 36. Sin embargo, todavía "tendremos que llegar a los (autores) intelectuales", dijo. La familia de la esposa del alcalde, María de los Ángeles Pineda, está, al parecer, relacionada con el cártel de los Beltrán Leyva. Otros dos de sus hermanos murieron asesinados en 2009.

Faltan los autores intelectuales

A pesar de las casi cuatro decenas de detenidos, Murillo admitió que aún no han llegado a los autores intelectuales. En sus declaraciones a MVS, el fiscal indicó que, si bien han sido importantes los últimos arrestos, que han llevado al hallazgo de 4 nuevas fosas clandestinas, le "interesa más" llegar a los autores intelectuales de los actos. Los detenidos hasta ahora son autores materiales, precisó.

El 26 de septiembre pasado, la Policía municipal de Iguala atacó a tiros a un grupo de estudiantes que se había apoderado de unos autobuses, lo que dejó seis personas muertas, 25 heridos y 43 estudiantes desaparecidos. Sobre las cuatro nuevas fosas encontradas en Iguala, que se suman a las halladas el sábado pasado con 28 cuerpos, Murillo dijo que están trabajando con "enorme cuidado" y explicó que todavía desconocen si hay restos humanos en ellas. "Las tenemos ubicadas", pero todavía "falta ver si en las cuatro tenemos restos", añadió el funcionario.

MS (dpa/efe)