Manuel Valls asume como primer ministro de Francia | Europa | DW | 01.04.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Manuel Valls asume como primer ministro de Francia

El socialista se convirtió en el símbolo de los cambios que desea realizar François Hollande para refundar su gobierno, tras la debacle de las elecciones municipales.

La dura derrota que recibió el Partido Socialista de Francia en las elecciones municipales que terminaron el pasado domingo dejó huella. Quizás la más grande de ellas es el nombramiento de Manuel Valls como primer ministro, en reemplazo de Jean-Marc Ayrault, cuya función había sido muy criticada. Valls asumió la tarde de este martes (01.04.2014) anunciando una rápida puesta en marcha de reformas en el país.

El mismo Hollande había reconocido que los resultados enviaban una señal clara: las reformas debían acelerarse. Por eso Valls dijo que el mandatario le ha marcado “una hoja de ruta para ir más lejos y más rápido”, aunque para ello deberá conformar un gobierno que mantenga los equilibrios dentro de la izquierda. Y esa será otras de sus funciones: realizar contactos para conseguir los nombres precisos.

Según una encuesta del Instituto BVA, los franceses desean ver en un gabinete a Laurent Fabius (titular de Exteriores), a Jean-Yves Le Drian (Defensa) y a Bertrand Delanoë, hasta ahora alcalde de París. Todos ellos tienen buena evaluación, al igual que el mismo Valls, el político más popular del país, con un 53 por ciento de aprobación, según datos entregados por la agencia de noticias EFE.

Valls ha dicho que quiere ser presidente algún día.

Valls ha dicho que quiere ser presidente algún día.

Guiño a electores descontentos

Valls era ministro del Interior hasta ahora. Con 51 años e hijo de un pintor español exiliado en Francia, dijo que presentaría su nuevo gabinete el miércoles, con menos de las 38 carteras que controlaba su antecesor. En él quiere incluir a los socios de coalición de la izquierda, Los Verdes, aunque dos de los ministros ecologistas han dicho que no desean formar parte de un gobierno liderado por Valls.

Valls representa al sector pragmático, la centroizquierda del partido gobernante, y como ministro del Interior tomó decisiones controvertidas, como la línea dura que ha mantenido con los asentamientos ilegales de gitanos procedentes de los Balcanes o el Islam radical. Su nombramiento puede ser interpretado como un intento del presidente Hollande por tranquilizar a los votantes más cercanos con la derecha.

La idea del nuevo jefe de Gabinete es “responder a la demanda de justicia y de justicia social (...) que las elecciones municipales han revelado con más fuerza todavía” y prometió trabajar para “la recuperación de nuestro país, de nuestra economía, de nuestra industria”. Por otro lado, y en el ámbito de las especulaciones, la prensa menciona como posible nueva ministra a la excandidata presidencial Ségolène Royal, expareja del presidente Hollande.

DZC (dpa, EFE)

DW recomienda

Publicidad