Manifestantes de derecha tomaron las calles de Kandel | Alemania | DW | 02.09.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Manifestantes de derecha tomaron las calles de Kandel

Antes de Chemnitz fue Kandel. La ciudad vivió meses de protestas a favor y en contra de la inmigración tras el asesinato de una joven. Este lunes se dictó sentencia: ocho años y seis meses de prisión para el homicida.

Niños pequeños se asoman por la ventana de una casa de la ciudad de Kandel, en el suroeste de Alemania, saludando a la manifestación que pasa por el vecindario. "Estamos tomando las calles por ti", les dijo uno de los manifestantes a los niños, quienes le devolvieron la sonrisa.

Las protestas volvieron a Kandel el sábado pasado (1.09.2018), antes del veredicto del tribunal en el juicio a un refugiado acusado de matar a su novia adolescente. Mia V., de quince años, murió apuñalada con un cuchillo de cocina en un supermercado, en Kandel, el 27 de diciembre del año pasado. Su exnovio, un refugiado supuestamente afgano, fue acusado de asesinar a Mia después de que esta rompiera con él. Tanto la adolescente como sus padres habían acudido a la Policía para informar de su comportamiento amenazante.

El caso desató meses de manifestaciones en Kandel, una población de menos de nueve mil habitantes que vio llegar a multitudes de manifestantes y contramanifestantes.

Este lunes, el tribunal estatal de la ciudad de Landau emitió su veredicto, condenando al joven refugiado a ocho años y seis meses de prisión. 

"Solo queremos vivir nuestras vidas"

Según la Policía, 350 personas asistieron a una manifestación organizada por la derechista 'Federación de Mujeres de Kandel' el sábado. Decenas de contramanifestantes se sumaron a las marchas organizadas por los grupos antifascistas locales de Karlsruhe y Mannheim y al grupo "We are Kandel" de la ciudad, creada para contrarrestar las manifestaciones de la derecha en la ciudad.

Deutschland Demo des Frauenbündnis Kandel (DW/R. Staudenmaier)

Con un letrero que dice "los nazis son más molestos que las avispas", el manifestante Uli Muhlan declara a DW que se unió a la contramanifestación para mostrar su solidaridad con la gente de Kandel.

Los residentes locales encontraron una forma de evitar las barreras policiales. Mientras manifestantes antimigrantes marchaban por el vecindario donde vivía Mia V., los vecinos sacaban altavoces, megáfonos y vuvuzelas para ahogar, desde los patios delanteros de sus casas, a los oradores de derecha.

Un anciano incluso usó un aparato para cortar el cemento de su camino de entrada, mientras un hombre al otro lado de la calle usaba una motosierra para cortar troncos al paso de los manifestantes de derecha.

"Nos enferma", comentó a DW una mujer de 43 años que prefirió no ser identificada por temor a represalias, mientras pasaba una procesión de banderas alemanas y pancartas que piden que Merkel dimita. "Solo queremos vivir nuestras vidas", dijo. Las manifestaciones desviaron la atención del caso de Mia V. y su familia, afirmó. "Todo el mundo ahora piensa que Kandel es derechista", se quejó.

De Chemnitz a Kandel

Algunos de los manifestantes de la "Federación de Mujeres de Kandel" portaban carteles que mostraban solidaridad con las protestas de extrema derecha de la ciudad de Chemnitz, en el este de Alemania, donde se vivieron choques violentos con los contramanifestantes, saludos hitlerianos y ataques a extranjeros. Allí un alemán de origen cubano murió el domingo pasado apuñalado por unos refugiados.

Aunque los casos en Chemnitz y Kandel son similares, las protestas antimigrantes en la ciudad de Alemania occidental han sido mucho más pacíficas. El organizador de la "Alianza de Mujeres de Kandel", Marco Kurz, criticó incluso la violencia en Chemnitz durante uno de sus discursos del sábado. Sin embargo, culpó a los medios por tergiversar los hechos y dijo que las personas que protegonizaron los saludos nazis "fueron tontas o se les había pagado para estar allí".

Deutschland Demo des Frauenbündnis Kandel (DW/R. Staudenmaier)

"No son bienvenidos. Ni en nuestra calle ni en toda Kandel".

Otro orador dio la bienvenida a los "patriotas de Chemnitz" que viajaron a Kandel para la manifestación, obteniendo grandes aplausos de la multitud. Otro hombre completó la protesta del día advirtiendo de "un genocidio del pueblo alemán y la muerte de la cultura alemana" a causa de la inmigración.

Una mujer de 68 años que se descolgaba de la multitud confesó a DW que no formaba parte del grupo, pero que tampoco estaba "contenta" con la política de refugiados de Merkel. "Debemos asegurar que Alemania no cambie tanto", dijo.

Autora: Rebecca Saudenmaier (desde Kandel) (LGC/DZC)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda