Mandato de Naciones Unidas para Irak | El Mundo | DW | 15.08.2003
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Mandato de Naciones Unidas para Irak

Gracias a las solícitas exigencias de Alemania y Francia y a la precaria situación de posguerra en Irak, las Naciones Unidas serán tenidas en cuenta en la reconstrucción del agobiado país.

default

La democracia es preferible a las armas, aunque ésta las necesite.

Es mejor tarde que nunca. Este no fuera más que un dicho, si la situación no fuera tan trágica para las familias de los soldados estadounidenses y británicos, así como de civiles iraquíes que han perdido la vida después de "terminada" la guerra contra Irak. Incapaces de establecer la gobernabilidad en dicho país, Estados Unidos se vió obligado a aceptar la ayuda de la "vieja Europa". Así fue como el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas votó 14 a 0, con la abstención de su único representante árabe actual, Siria, para adoptar una resolución que otorga un mandato inicial de 12 meses a la nueva Misión de Asistencia de la ONU para Irak, que ha estado operando con fondos de emergencia. La resolución reconoce asimismo el Consejo iraquí de Gobierno. El comando empero, continuará en las manos de Estados Unidos.

"Con su expresión de apoyo para el Consejo de Gobierno de Irak se acelera el día en que el pueblo de Irak tenga pleno mando de sus propios asuntos, algo que no han conocido por unas tres décadas", dijo el embajador estadounidense John Negroponte, tras la votación. El embajador sirio ante la ONU, Mikhail Wehbe, argumentó infructuosamente que se introdujeran cambios al proyecto de resolución, diciendo que solo el pueblo iraquí podría juzgar a su propio gobierno y que no era el papel del Consejo de Seguridad dar la bienvenida al organismo nombrado por Estados Unidos. Wehbe también había pedido que la resolución incluyera una referencia a la soberanía iraquí y a un calendario para su vuelta al autogobierno.Pedregoso camino a la democracia

En ese sentido, Sergio Vieira de Mello, Representante Especial para Irak del Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas manifestó que "independientemente de lo que decidan hacer los iraquíes en el proceso de preparación de su nueva constitución, deben celebrar elecciones en algún momento del 2004". No importa si se trata de un referéndum o de elecciones parlamentarias o presidenciales, pero los comicios tendrán lugar en 2004 "si queremos que el proceso de reconstrucción sea verdaderamente democrático", insistió el funcionario en conferencia de prensa.

Vieira de Mello recalcó que la ONU está dispuesta a participar en el proceso si el Consejo de Gobierno Iraquí solicita su ayuda. "Un equipo especializado en elecciones ha estado en Irak durante dos semanas con ese propósito."

Vieira de Mello destacó también la importancia de que el Consejo de Gobierno nombre un equipo de ministros para que, junto con los servidores públicos competentes del país, aborde los desafíos del futuro de Irak y funcione como interlocutor de la comunidad internacional. Además, con un cuerpo de ministros la ONU estará en una mejor situación de apoyar al país según las necesidades específicas de cada sector de la sociedad, concluyó.Un poco más de legitimidad

El mandato de Naciones Unidas para Irak podría favorecer el trabajo del Consejo de Gobierno de Irak, pues le concede un poco más legitimidad a este gremio que muchos iraquíes consideran "un instrumento estadounidense". Ahora el camino a la ayuda se ve más despejado. Alemania, Francia y Rusia pueden ahora cooperar en el restablecimiento de la vida civil y política de Irak. Mejor hoy que mañana.

José Ospina Valencia

Publicidad