Malta trabaja para dar una solución al barco de Lifeline, con 230 migrantes | Europa | DW | 26.06.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Malta trabaja para dar una solución al barco de Lifeline, con 230 migrantes

El Gobierno de Malta afirmó hoy que trabaja para dar una solución al barco de la ONG alemana Lifeline, que espera desde hace cinco días en el Mediterráneo con unos 230 migrantes a bordo.

El gobierno de Malta también pidió a la Unión Europea (UE) que asuma un reparto de responsabilidades.

"El primer ministro de Malta (Joseph Muscat) ha pasado las últimas 48 horas realizando un esfuerzo diplomático para tratar de encontrar una solución para el caso del barco de Lifeline", afirmó este martes (26.06.2018) el Gobierno maltés en un comunicado.

Una situación que, según el Gobierno de Malta, fue causada por las acciones del capitán del barco de Lifeline "que ignoró las instrucciones dadas, de acuerdo con las reglas internacionales, por las autoridades italianas", cuando estas les indicaron que no intervinieran en el salvamento porque lo haría la Guardia Costera de Libia.

La nota oficial explicó que los esfuerzos que está realizando Malta tienen dos objetivos: por un lado, "prevenir una escalada hacia una crisis humanitaria mediante el reparto de responsabilidades por parte de Estados miembros dispuestos a hacerlo" y, por otro, "llevar a cabo investigaciones y explorar acciones que puedan tomarse con respecto a las actuaciones del buque".

Ver el video 24:42
Now live
24:42 minutos

La política migratoria amenaza la estabilidad del gobierno de Merkel

El barco de la ONG Lifeline permanece en el Mediterráneo desde el pasado 21 de junio cuando salvó a dos centenares de personas que navegaban en situación de peligro hacia Europa.

Italia y Malta han prohibido de momento su desembarco en alguno de sus puertos y el buque espera en aguas internacionales, muy próximo a la isla, a que algún país de la Unión Europea le dé una solución.

El portavoz del Gobierno francés, Benjamin Griveaux, ha adelantado que se está trabajando en "una solución europea" para el barco de Lifeline que consistiría en su desembarco en Malta.

El país de momento no se ha pronunciado aunque en el comunicado agradece "al presidente del Consejo Europeo (Donald Tusk) y al presidente de la Comisión Europea (Jean-Claude Juncker) su ayuda en este esfuerzo" que realizan las autoridades del país.

De forma paralela, La Valeta rechazó hoy la entrada en sus aguas del barco Aquarius, de SOS Mediterranée y Médicos sin Fronteras, sin dar "ninguna explicación", según dijo SOS en Twitter.

El barco iba a realizar "un simple cambio de tripulación y de repostaje" que no pudo completar, por lo que ahora pone "rumbo al norte en busca de una solución", añadió la ONG.

El barco Aquarius navega en el Mediterráneo desde hace días, después de que el 17 de junio desembarcara en el puerto español de Valencia, a 630 migrantes rescatados, tras las negativas a acogerlos por parte de Italia y Malta.

CP (efe, rtr)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema