Maldivas: insisten en intervención de India y piden calma a turistas | El Mundo | DW | 07.02.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Maldivas: insisten en intervención de India y piden calma a turistas

Aunque el estado de emergencia fue declarado el pasado lunes 5 de febrero, las autoridades aseguran que el sector turístico funciona con normalidad.

El expresidente maldivo Mohamed Nasheed, insistió en la necesidad de que India intervenga militarmente en Maldivas, asegurando que pedir una solución interna a la crisis que vive el país podría llevar al caos.

"Decir 'resuelvan las cosas internamente' es como pedirnos que aumentemos la revuelta, lo que puede llevar al caos", dijo el exgobernante exiliado en el Reino Unido a través de su cuenta Twitter.

Lea también:

Maldivas, en estado de emergencia y creciente tensión política

Vicepresidente de Maldivas, acusado de intento de asesinato

Nasheed argumenta su petición de ayuda a India al recordar que en 1988 fue ese país el que intervino en Maldivas con el envío de un destacamento militar al archipiélago para evitar un golpe de Estado. "Los maldivos ven el rol de la India de manera positiva: en el 88 vinieron, resolvieron la crisis y se fueron. No fueron invasores, sino libertadores. Es por eso que los maldivos se fijan ahora en la India", dijo.

El presidente maldivo, Abdulla Yameen, declaró el lunes el estado de emergencia en el archipiélago, después que el Tribunal Supremo anulara las condenas contra nueve opositores, entre ellos Nasheed, y rehabilitara a doce diputados contrarios a su gobierno. Esta decisión judicial abrió una crisis cuando Yameen decidió desacatar la orden y declarar la emergencia, al tiempo de detener al presidente y un magistrado del Supremo.

Temor entre los turistas

Por otro lado, el Gobierno de Maldivas está tratando de convencer a los turistas extranjeros de que el estado de emergencia declarado el lunes 5 de febrero no afecta a la actividad normal del que es uno de los destinos más selectos del mundo.

Tras cinco días de crisis política y dos días en estado de emergencia, la Presidencia maldiva hizo público un comunicado en el que asegura que la vida en el archipiélago continúa con normalidad y que el momento de convulsión política no afecta a negocios, colegios, aeropuertos e instalaciones de ocio del país.

El vicesecretario general de la Asociación de la Industria del Turismo de Maldivas, Asad Ali, indicó que hay turistas que están preocupados y se mantienen en contacto con sus agentes de viaje y operadores para conocer los detalles de la situación en el país. También aseguró que todo funciona como antes de la declaración del estado de emergencia, desde las conexiones aéreas hasta los hoteles.

Hasta el momento, los hoteles de las islas Maldivas registras un importante aumento en las cancelaciones, aunque destacan que el conflicto político ocurre en Malé, la capital, y no en la isla donde llegan miles de turistas.

MN (efe,dpa)

DW recomienda

Publicidad