Maduro planea suspender la inmunidad parlamentaria | Destacados | DW | 01.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Destacados

Maduro planea suspender la inmunidad parlamentaria

Afirma que no va "a permitir más amenazas de golpe ni golpes de Estado" en alusión a lo sucedido en Brasil. Y anuncia que "incuba" una denuncia contra Ramos Allup por "su discurso racista, violento y fascista".

"La inmunidad parlamentaria no está creada para violar la Constitución, para cometer crímenes o para llamar a una intervención extranjera, no, es para su función como parlamentario, no para mover dinero, para pagar criminales, para irse a Washington a pedir la intervención del imperialismo contra Venezuela", dijo Nicolás Maduro desde la sede del Gobierno en Caracas. El presidente venezolano anunció este miércoles (31.08.2016), víspera de la gran manifestación convocada en Caracas por la oposición, que prepara un decreto para consultar al Tribunal Supremo de Justicia sobre la posibilidad de levantar la inmunidad a todas las personas que ocupen cargos públicos en el país caribeño, principalmente a los diputados.

"Me estoy preparando junto a un grupo de juristas (...) he pedido que me preparen un decreto constitucional para consultarle a la Sala Constitucional [de dicho tribunal] para levantar la inmunidad a todos los cargos públicos en Venezuela empezando por la inmunidad parlamentaria", dijo Maduro desde la sede del Gobierno, en Caracas. Maduro indicó que el consultor jurídico de la Presidencia, Elvis Amoroso, y el Procurador General de la República, Reinaldo Muñoz, participan en el equipo de juristas.

"El objetivo general es derrotar el golpe de Estado y la violencia fascista al tiempo que se mantiene el ejercicio pleno del poder y gobierna la protección social del pueblo mediante las misiones y grandes misiones, al mismo tiempo que se mantiene el gobierno sobre la economía en lo táctico y estratégico", afirmó Maduro. Sin embargo, la medida parece tener otro objetivo más concreto: "incubemos una demanda nacional e internacional contra el discurso racista, violento, fascista, de Henry Ramos Allup contra las instituciones, el pueblo y la historia que estamos viviendo".

El mandatario indicó que esta consulta al Tribunal Supremo la hace porque no va "a permitir más amenazas de golpe ni golpes de Estado", en aparente alusión a la destitución de Dilma Rousseff en Brasil. "Hay importantes sectores de la oposición, me han llegado los mensaje de todos, ellos acusan al partido Voluntad Popular y a una fracción de Primero Justicia de tener un plan golpista para ensangrentar Venezuela mañana y en los días que están por venir por eso yo he activado un plan preventivo de paz y de justicia", dijo refiriéndose a la movilización convocada para mañana por la oposición.

LGC (EFE/AVN/ElNacional)