Macron tiene una misión: salvar el mundo | Europa | DW | 29.08.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Macron tiene una misión: salvar el mundo

El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció en su primer gran discurso los objetivos políticos internacionales de su país. El apodo de “Júpiter”, con el que se le conoce en Francia, le viene como anillo al dedo.

Emmanuel Macron, el salvador del mundo y de Francia. Esa es la imagen del presidente francés durante su primer gran discurso sobre política exterior tras su victoria en las elecciones en mayo de este año.

Macron está dispuesto a intervenir en todos los conflictos internacionales, pero no parece ser un objetivo realista, sobre todo porque en su país tiene mucho que resolver.

 

Más información:

Macron lanzará iniciativas para refundar la UE

Opinión: Macron, el mesías que aún aprende a ser presidente

 

"Queremos influir en el transcurso de las cosas en el mundo en vez de estar supeditados a ellas", resumió Macron en su discurso de política exterior ante los embajadores de su país. A Francia se le tiene, al fin, que tomar otra vez en serio como interlocutor internacional.

La lucha contra el terrorismo tendrá mucha prioridad en su agenda. Según Macron, Francia debe ayudar contra el terrorismo en África, sobre todo, mediando en la guerra civil en Libia y apoyando la iniciativa para la cooperación regional del G-5.

Soldados franceses en un jeep.

También en Malí, el Ejército francés está presente.

Mediando en casi todos los grandes conflictos

También en el caso de Siria, Macron quiere contribuir a encontrar una solución para el país. A diferencia del expresidente Fracois Hollande, Macron no considera una condición indispensable la renuncia del presidente Bashar Al Assad para entablar el diálogo político en la región. Francia intentará mediar en el conflicto entre Qatar, Arabia Saudí, los Emiratos Árabes, Egipto y Baréin por la supuesta financiación al terrorismo por parte de Qatar. Además quiere intervenir en el permanente conflicto entre palestinos e israelíes, entre Corea del Norte y Estados Unidos y los declarados enemigos, Arabia Saudí e Irán.

El presidente francés quiere reformar la UE desde la base para que los ciudadanos europeos , de una vez por todas, se identifiquen con la idea de comunidad. Después de las elecciones en Alemania el 24 de septiembre, Macron propondrá cambios en diversos sectores y a nivel europeo, como las reformas del derecho de asilo.

Angela Merkel y Emmanuel Macron.

Después de las elecciones en Alemania, Macron quiere empezar con las reformas.

Macron, con mano de hierro

Bruno Cautrès, politólogo en el Instituto de Investigación Cevipof en París, cree que se trató de un discurso típico de un presidente francés: "Parecía como si Macron quisiera revolucionar el mundo y todo en solo cinco años. Quiere solucionar los problemas que hasta ahora nadie ha podido solucionar. No es realmente realista”. Entretanto, el presidente tiene el apodo de Júpiter, el padre de los dioses, quien controla las cosas con mano de hierro.

Menos realista aún es el hecho de que Macron no solo pretenda causar un cambio profundo internacionalmente, sino también en Francia. "No se puede hacer frente a todo al mismo tiempo”, opina Cautrès. El cambio más relevante es la reforma laboral, que ya se intentó en el pasado y fracasó. Francia parece ser en este punto prácticamente imposible de reformar.

La buena estrella de Macron en caída libre

Sin embargo, la popularidad del nuevo presidente francés ha caído en picad, durante los primeros tres meses de su cargo. Más que la de ningún otro presidente desde hace 20 años. Solo el 40% de los franceses opina positivamente sobre Macron.

Sin embargo, él se mantiene firme ante sus reformas, porque sabe que la reputación de Francia depende en gran parte de estas. "Francia debe ser una potencia económica, si no todo esto no puede ser coherente y no podremos movilizar nada”, dijo el presidente al final de su discurso.

Los sindicatos, por su parte, podrían desbaratar sus planes. Ya se planearon las primeras manifestaciones contra las reformas de Macron para principios de septiembre.

Lisa Louis (RMR/ER)

DW recomienda

Publicidad