Maas defiende en Moscú la soberanía europea para comprar gas ruso | Europa | DW | 11.08.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Maas defiende en Moscú la soberanía europea para comprar gas ruso

Ambos países se acusan mutuamente de ataques informáticos y chocan también en el caso del georgiano asesinado en Berlín, pero coinciden en defender el proyecto energético Nord Stream 2.

"Las sanciones entre socios no son realmente una ruta correcta, sino un camino equivocado. A fin de cuentas, dónde comprar combustible es una decisión soberana. Ningún Estado puede dictar con amenazas cuál será la política energética de la Unión Europea", dijo el ministro de Exteriores alemán Heiko Maas en rueda de prensa tras reunirse con su homólogo Serguéi Lavrov en Moscú. Ambos rechazaron las sanciones extraterritoriales de Estados Unidos contra el gasoducto Nord Stream 2, que posibilitará la compra directa a través del Báltico del gas ruso por parte de Alemania.

"A nivel de la UE debatimos este tema, hasta qué punto las sanciones extraterritoriales violan el derecho internacional, conversaremos con nuestros socios y abordaré con el secretario de Estado de Estados Unidos nuestra posición con mucha claridad", indicó. Según el titular de Exteriores alemán, la soberanía es un tema primordial para la UE. "Tenemos valores en los que nos apoyamos, pero también tenemos intereses. Y si se violan esos intereses, lo planteamos con claridad, tanto en la dirección occidental como en la oriental. Europa debe ser capaz actualmente de hacer más por su seguridad y expresarse con más claridad en defensa de sus intereses", aseguró.

Russland: Außenminister Maas in Moskau (picture-alliance/AP/Russian Foreign Ministry Press Service)

Heiko Maas, durante su comparecencia conjunta posterior a la reunión con Lavrov.

Por su parte, Lavrov calificó de ilegales cualquier tipo de sanciones, tanto las aplicadas por Estados Unidos como por la UE. "La UE, aunque aplica sanciones unilaterales, se abstiene de imponerlas de modo extraterritorial. Pero EE. UU. no observa ningún tipo de 'líneas rojas', ningún tipo de límites, y persigue sin ningún viso de diplomacia, de modo grosero, un solo objetivo: tener derecho a hacer todo lo que le venga en gana", denunció.

Desacuerdo en otros temas

Lavrov denunció que medio centenar de entidades estatales rusas han recibido un total de 75 ataques informáticos dirigidos desde Alemania en lo que va de año. Las autoridades alemanas, dijo, fueron puntualmente informadas y "en solo siete casos recibimos una repuesta de carácter formal". El diplomático ruso respondió así a las acusaciones de que Rusia no estaba colaborando para esclarecer el ataque de un hacker ruso contra el Bundestag, el Parlamento alemán, en 2015, en el que incluso se vio comprometida la computadora de la canciller Angela Merkel.

Rusia rechaza las acusaciones y alega que las preguntas sobre el tema que se hicieron a las autoridades alemanas quedaron sin respuesta, unas respuestas que necesitaban para investigar profesionalmente los ataques. Dijo, sin embargo, que Rusia está dispuesta a retomar la colaboración en cuestiones de seguridad informática.

Otra cuestión espinosa es el asesinato del exagente georgiano asesinado en Berlín. Maas advirtió que habría consecuencias si la justicia alemana acababa considerando cómplice del asesinato al Estado ruso.

lgc (efe/dpa/afp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda