Maaßen, el jefe del servicio de inteligencia alemán, en la cuerda floja | Alemania | DW | 13.09.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Maaßen, el jefe del servicio de inteligencia alemán, en la cuerda floja

Un político del partido de ultraderecha Alternativa para Alemania (AfD) dice haber recibido información aún no publicada del jefe de la inteligencia. ¿Cierto o falso? ¿Qué motivos hay detrás? Un intento de explicación.

Hans-Georg Maaßen, presidente de la oficina alemana para la Protección de la Constitución.

Hans-Georg Maaßen, presidente de la oficina alemana para la Protección de la Constitución.

El próximo martes, la carrera de Hans-Georg Maaßen podría terminar abruptamente, después de seis años. Los líderes de los partidos de la gran coalición decidirán sobre el futuro del controvertido presidente de la Oficina Federal para la Protección de la Constitución (BFV). El pasado miércoles, el ministro federal del Interior Horst Seehofer (CSU) expresó su confianza en él. Pero solo un día después, la cadena de televisión ARD informó que un político de la AfD había recibido de Maaßen en junio pasado cifras no públicas del Reporte de Investigaciones sobre contravenciones o delitos contra la Constitución.

"Hablamos de ciertos números"

El momento de la nueva revelación no podía ser peor para el controvertido jurista. Hasta altas horas de la noche, Maaßen había respondido a las preguntas de la Comisión de Control Parlamentario (PKGr), después de haber comparecido ante el Comité de Interior del Bundestag. Se trataba de establecer si sus declaraciones sobre los disturbios de la ultraderecha en Chemnitz eran o no veraces. No logró convencer a todo el foro.

Pero ahora, el diputado Stephan Brandner, de AfD, revela que se reunió con Maaßen hace unas cinco semanas, antes de la publicación del informe de Protección de la Constitución. "Hablamos sobre las diferentes cifras del reporte", lo cita el programa de televisión "Contrastes". La oficina de Maaßen no lo ha negado, por lo que probablemente haya sucedido. Brandner es uno de los 196 parlamentarios de todos los partidos con los que ha habido reuniones desde 2012, dice su oficina.

Periodistas también reciben cifras

Brandner cuenta que hablaron sobre islamistas sospechosos de cometer potenciales actos terroristas y del presupuesto de la Oficina para la Protección de la Constitución. Como los diputados, también los periodistas reciben informaciones de la misma oficina. En eso no hay nada de malo. Lo raro es que el diputado de la AfD saque a relucir una conversación presumiblemente confidencial.

Pero la palabra "presupuesto" sí tiene carga explosiva, toda vez que no aparece en ningún reporte de los entes del Estado. Sobre los presupuestos decide el llamado Comité de Confianza (BfV), al que pertenecen solo pocos miembros del Comité Presupuestario del Bundestag.

Maaßen, empero, ha rechazado los términos de la revelación televisiva. Un portavoz dijo que el presidente sostenía conversaciones con miembros de todos los partidos del Bundestag "por pedido expreso" del ministerio Federal del Interior. "Charlas en las que también se hablaba de seguridad y terrorismo islamista”, agrega. La oficina de Maaßen critica que el informe de ARD diera "la impresión de que la información se ha entregado sin base legal".

Pero incluso si Maaßen no hubiera hecho nada prohibido, las acusaciones coinciden con su mala imagen y la pérdida de confianza en su persona. Con esto, él mismo le facilita a sus críticos pedir su despido.

Pero el hecho de que la AfD, con su supuesta indiscreción, debilite aún más la posición de Maaßen, parece incomprensible, a primera vista. Hasta ahora, este es el único partido que no ha exigido su dimisión. Sin embargo, los populistas de derecha están cada vez más en la mira de los protectores constitucionales. Los estados federales de Bremen y Baja Sajonia piden que la organización juvenil de AfD sea inspeccionada por la oficina de Maaßen, que lo ha rechazado, hasta ahora. Pero los ultraderechistas podrían estar tejiendo la leyenda de que el Gobierno de Merkel retira de su cargo a una figura como Maaßen que se opone a investigarlos.

Marcel Fürstenau (jov/er)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube

DW recomienda