México intenta frenar la ejecución de un mexicano en Texas | América Latina | DW | 07.11.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

México intenta frenar la ejecución de un mexicano en Texas

México seguirá "insistiendo hasta el último minuto" para que se conmute la pena capital contra el mexicano Rubén Ramírez Cárdenas, programada para el 8 de noviembre en Texas.

México seguirá "insistiendo hasta el último minuto" para que se conmute la pena capital contra el mexicano Rubén Ramírez Cárdenas, programada para el 8 de noviembre en Texas, dado que en el caso no se siguió "el debido proceso legal", dijo hoy la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

El subsecretario mexicano para América del Norte, Carlos Sada, dijo que existen dos apelaciones pendientes para evitar que se aplique la pena de muerte a Rubén Cárdenas Ramírez, sentenciado en 1988 por secuestro, violación y homicidio agravado de su prima.

"Si los tribunales federales no han negado ninguno de estos alivios antes de las seis de la tarde del miércoles 8, la ejecución se puede retrasar", señaló.

Ramírez, originario del estado de Guanajuato y de 47 años, fue condenado a muerte en 1998 por el secuestro, violación y asesinato de su prima Mayra Laguna, quien entonces tenía 16 años, en 1997.

Es uno de los beneficiarios del "caso Avena" de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, que ordenó en 2004 a Estados Unidos revisar los casos de 51 mexicanos condenados a muerte porque se había violado su derecho a recibir asistencia consular. 

De los mexicanos amparados por ese fallo, 13 ya no enfrentan la pena de muerte, uno murió de cáncer y cuatro fueron ejecutados, el último de ellos en abril de 2014.

En el caso de Cárdenas, el Gobierno mexicano tiene su esperanza puesta en dos mociones presentadas ante la Corte de Distrito de Texas: una para que se haga una nueva prueba de ADN y otra para que se retire la fecha de ejecución a fin de que se pueda hacer esa prueba.

De acuerdo con Sada, en el caso de Cárdenas se violó el debido proceso. Las autoridades mexicanas cuestionan la forma en que se obtuvo una confesión autoincriminatoria de Ramírez y las evidencias en su contra.

El caso fue presentado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que en 2009 emitió medidas cautelares y recomendó que Cárdenas tuviera un nuevo juicio.

Actualmente, hay 75 mexicanos en Estados Unidos que se enfrentan a un proceso que podría desembocar en una sentencia de pena de muerte.

El Programa de Asistencia Jurídica en casos de pena capital de la SRE ha atendido hasta la fecha 1.150 de estos casos, y en 1.014 de ellos "se ha logrado evitar o revertir la sentencia máxima", aseveró Prado.

DG (efe, dpa)

 

DW recomienda