México: Corte ordena liberación de histórico capo narco | América Latina | DW | 09.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

México: Corte ordena liberación de histórico capo narco

Rafael Caro Quintero recuperará su libertad tras 28 años en prisión debido a que la Justicia determinó que su caso fue tratado por una corte que no correspondía.

Un resquicio legal permitió a Rafael Caro Quintero, uno de los líderes históricos del narcotráfico mexicano, recuperar la libertad este viernes (09.08.2013), tras 28 años de prisión. Caro Quintero estaba acusado del asesinato de un agente de la agencia estadounidense de lucha contra las drogas, DEA, en 1985, un crimen que puso en riesgo las relaciones de México con su vecino del norte.

Una fuente de tribunales citada por la agencia Reuters asegura que la decisión de liberar a Caro Quintero, que hoy tiene 60 años, fue tomada por una corte que consideró que el narcotraficante no debió ser juzgado por una corte federal, sino por una estatal, pues en la muerte no estaba involucrado un diplomático ni un agente consular.

“Se trata de varios asuntos, entre ellos que también ya cumplió su condena por narcotráfico", dijo la fuente, que prefirió el anonimato.  El capo, quien cumplía condena por secuestro, tráfico de drogas y lavado de dinero, entre otros delitos, abandonó la prisión de Puente Grande, en el occidental estado de Jalisco, en la madrugada. La decisión supuso la anulación de la sentencia de 40 años dictada contra el capo.

Líder de una peligrosa organización

Rafael Caro Quintero y Miguel Ángel Félix Gallardo, quien también está en prisión desde hace años, eran los líderes del cartel de Guadalajara, una de las organizaciones de narcotráfico más poderosas en la década de 1980, donde desarrolló poder Joaquín “el Chapo” Guzmán, actualmente el capo más buscado.

Camarena, una agente mexicano encubierto que ayudó a desmantelar varias redes, fue secuestrado, torturado y golpeado hasta la muerte en febrero de 1985. Esto, aparentemente, en represalia por el hallazgo de una plantación de marihuana gracias a datos entregados por Camarena. Su cuerpo y el de su chofer fueron encontrados un mes después en el occidental estado de Michoacán, con signos de tortura. Caro Quintero fue acusado del asesinato incluso por uno de sus principales socios en ese momento.

Tras su detención en Costa Rica, el peligroso narcotraficante pasó por varias cárceles y hasta este viernes se encontraba en una prisión estatal. Caro niega haber asesinado a Camarena y dijo que las declaraciones que hizo en su momento fueron obtenidas bajo tortura. La decisión de liberarlo responde, además, al hecho de que Caro Quintero había cumplido la sentencia por los otros cargos que pesaban sobre él.

DZC (Reuters, AP)