México: brecha de género habla de déficit democrático | México decide | DW | 08.06.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

México decide

México: brecha de género habla de déficit democrático

México sólo cuenta con una sola gobernadora mujer. Pese a que se han introducido cuotas de género, la baja participación de las mujeres habla de un déficit democrático en el país.

En las reformas electorales realizadas durante la última década se han introducido cuotas de género en la ley electoral hasta alcanzar la paridad en las candidaturas al Congreso.  Pese a ciertos avances en las leyes, sigue habiendo en el país una gran brecha de género. En los 32 estados que integran el territorio, sólo una mujer está al frente del gobierno de uno de ellos: se trata de Claudia Pavlovich Arellano, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobierna  el estado de Sonora, en el norte del país.

"En la reforma electoral más reciente, en 2014, aumentaron las cuotas hasta el 50% y se trató de corregir una falla en la legislación que permitía a los partidos postular a muchas mujeres en la categoría de suplentes, o si eran titulares, los hombres que aparecían como suplentes eran los que asumían el cargo en caso de ser electas”, afirma Jean Francois Prud'homme, director del Centro de Estudios Internacionales del Colegio de México, en conversación con DW.

El experto recuerda que Josefina Vázquez Mota, que fue candidata a la Presidencia del Partido Acción Nacional (PAN) en 2012, quedó en tercer lugar en los comicios. Por su parte, Margarita Zavala, esposa del ex presidente Felipe Calderón (PAN), es la primera mujer en ser candidata a la presidencia de México por la vía independiente.

FES Mexiko

Amalia García, ex gobernadora de Zacatecas, México.

Pocas mujeres gobernadoras

"Desde la época en la que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) dominaba el escenario político mexicano hubo mujeres gobernadoras”, subraya el académico. En 1979, la primera mujer en ganar una elección fue Griselda Álvarez Ponce de León, del PRI. Desde entonces le han seguido un puñado más, entre ellas Amalia García, que fue gobernadora de Zacatecas entre 2004 y 2010 por el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Amalia García llegó a Berlín con un grupo de analistas mexicanos invitados por la Fundación Friedrich Ebert para explicar el proceso electoral que vive el país. "El ámbito de la política es un mundo masculino, pero ha ido cambiando. Yo soy feminista y cada vez somos más las mujeres que luchamos por nuestros derechos. Se ha mejorado la legislación para castigar la violencia política de género, se han abierto posibilidades en el presupuesto para que haya un porcentaje para la formación de liderazgos de mujeres, entre muchas nuevas normativas”.

Pese a los avances en las leyes, la ex gobernadora reconoce que el país vive una ola de violencia que se ha ensañado con el llamado sexo débil. "Hay una cultura de violencia que golpea brutalmente a las mujeres”, dice, y recuerda que no sólo se trata de los feminicidios de Juárez. "Hay muchos casos de violencia doméstica": en México más de siete mujeres mueren cada día, unas 23.800 fueron asesinadas en la última década.

Margarita Darlene Rojas, presidenta de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje de la CDMX.

Margarita Darlene Rojas, presidenta de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje de la CDMX.

Discriminación laboral

La violencia es la manifestación más extrema de la desigualdad de género y de la discriminación de la que son víctimas en otros ámbitos, sobre todo el laboral. "A pesar de que hay leyes de protección a los derechos de las mujeres, seguimos viendo una disparidad en el mercado laboral", afirma por su parte la abogada y presidenta de la Junta Local de Conciliación y arbitraje de la Ciudad de México, Margarita Darlene Rojas.

La experta que dirige la institución que media y falla en casos de demandas laborales en la capital del país, señala que el 70% de las demandas puestas por mujeres se debe a despido por embarazo. "Es una problemática que pese a estar regulada y prohibida, en la práctica sigue sucediendo, es un problema cultural".

En los puestos de alto nivel en la economía privada ellas están rezagadas. "El 80% de los de los altos puestos en las empresas son ocupados por hombres. A las mujeres no se les permite llegar a altos niveles de dirección. En la impartición de justicia también son pocas las que destacan. De los once ministros que conforman la Suprema Corte de Justicia de la Nación, sólo dos son mujeres", afirma Rojas.

Y ni hablar de la economía informal, en donde la mayoría de este ejército de trabajadores informales son mujeres. Son microempresarias, desde las que atienden un puesto en un mercado callejero, hasta las que trabajan en el servicio doméstico. 

Luis Foncerrada Pascal.

Luis Foncerrada Pascal.

Economía informal

"Un 60% de la población trabajadora en México integra la economía informal, no están afiliados al Seguro Social, y tampoco pagan impuestos, la mayoría son mujeres", afirma Luis Foncerrada Pascal, integrante del grupo de expertos mexicanos que realiza un periplo europeo estos días, invitados por la fundación cercana al Partido Socialdemócrata alemán. Quien fuera director del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado dejó temporalmente el cargo para sumarse a la campaña de la coalición Por México al Frente, integrada por el conservador Partido Acción Nacional (PAN) y el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el aliado de éste, Movimiento Ciudadano. Su candidato presidencial es Ricardo Anaya, que aún lucha pese al dominio en las encuestas de Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición Movimiento de Regeneración Nacional, (Morena), el Partido del Trabajo (PT) y el evangélico Partido Encuentro Social (PES).

Foncerrada señala que el frente se ha propuesto sacar a este sector de la informalidad. "El problema es que el país no genera suficientes empleos y la actual administración no ha invertido y por lo tanto, no ha generado empleos. Llevamos seis años con la inversión más baja de los últimos 75 años, de entre 2,6 a 3% del Producto Interno Bruto".

La próxima jefa del gobierno de la Ciudad de México será muy probablemente una mujer. Las encuestas de intención de voto son lideradas por Claudia Scheinbaum, de la coalición Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el Partido del Trabajo (PT) y el evangélico Partido Encuentro Social (PES). Le sigue Alejandra Barrales, candidata del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) en alianza con el Partido Acción Nacional (PAN).

"Hay un lema que dice, más mujeres, más justicia. Tenemos a dos candidatas que lideran la carrera electoral en la Ciudad de México. Las dos tienen tienen las cualidades para gobernar una de las megaciudades más pobladas y conflictivas del mundo, con problemas de servicios, de seguridad", afirma por su parte Margarita Rojas. Scheinbaum quiere crear más empleos. Barrales quiere introducir un subsidio de 2.500 pesos mensuales para que las mujeres se queden en el hogar en vez de aceptar largas jornadas de trabajo. Más allá de los grandes desafíos que enfrenta el país, la lucha por una mayor equidad es una de las asignaturas pendientes. 

Autora: Eva Usi

DW recomienda