México aspira volver a la Feria del Libro de Fráncfort | Cultura | DW | 12.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

México aspira volver a la Feria del Libro de Fráncfort

Después de Brasil, llegarán Finlandia e Indonesia a ocupar el pabellón de invitado especial de la Feria del Libro de Fráncfort. En el viaje por el globo, México se encuentra entre las quinielas para volver a la cita.

“Viajamos alrededor del mundo con cada país invitado, y esto se refleja también en las postulaciones para los próximos años. Sabemos que Finlandia será el país invitado el próximo año y que Indonesia lo será en el 2015, pero más allá de eso no hay nada concreto que anunciar“, afirma con cautela la portavoz de la Feria del Libro de Fráncfort, Katja Böhne, en conversación con DW. La portavoz explica que el proceso de selección es largo pues los requisitos de la feria son muy estrictos para el país en cuestión. Böhne recuerda el periplo editorial realizado por la feria durante los últimos años que ha pasado por China, Argentina e Islandia, después Nueva Zelanda y ahora Brasil.

México fue país invitado de honor en 1992, cuando llegó con un espectacular programa cultural y de traducciones de la mano del Nobel de Literatura, Octavio Paz. Los representantes de la delegación mexicana reconocen que hay una invitación hacia México para volver como invitado de honor a la cita editorial más importante del mundo, sin embargo aseguran que no habrá una decisión antes del próximo año. „Hay buenas posibilidades. Aunque hay otros países en las quinielas, México es el único país de América Latina“, revela José Ignacio Echeverría, director de la Cámara Nacional de la industria Editorial Mexicana.

Autobiografía de Malala Yousafzai, en la Feria del Libro de Fráncfort.

Autobiografía de Malala Yousafzai, en la Feria del Libro de Fráncfort.

La industria se prepara

“Aunque todavía no hay una confirmación estamos haciendo programas ya para tener un número muy importante de autores traducidos al alemán en el futuro próximo. Queremos conformar un grupo de editoriales que sean verdaderamente representativas de lo que se está haciendo actualmente en México, no sólo en el sector editorial infantil, que es sumamente importante, sino los nuevos autores mexicanos, así como las obras de no ficción. Queremos enseñarle al mundo lo que es el pensamiento académico mexicano“, subraya Echeverría. A la actual edición han acudido un centenar de editoriales en el contexto de un sector fortalecido, con nuevos sellos y un marcado crecimiento del libro infantil y juvenil. Uno de los temas que interesa al mundo editorial a nivel global.

El centenario del natalicio de los escritores mexicanos Octavio Paz, Efraín Huerta y José Revueltas, que se conmemora en 2014, así como el 80° aniversario del Fondo de Cultura Económica (FCE) en septiembre próximo tiene peso en las decisiones editoriales de uno de los sellos mexicanos más emblemáticos, y de una marcada vocación iberoamericana, con representaciones desde hace décadas en Madrid, Argentina, Chile, Bogotá y Perú .

José Carreño Carlón, director del FCE señala que se reeditarán las obras de Octavio Paz, y las de Efraín Huerta, un autor poco conocido en Europa pero muy importante para las letras mexicanas. Sobre el ideólogo de la izquierda mexicana, José Revueltas, se editarán sus obras más polémicas, como la novela “Los Errores“ (1964).

Arte callejero en la ciudad de Fráncfort sobre el Meno.

Arte callejero en la ciudad de Fráncfort sobre el Meno.

Derechos de autor de escritores latinoamericanos

“El fondo tiene que convertirse en un promotor de la colocación de derechos de autor de los escritores latinoamericanos en las editoriales de cada país y de cada región“, afirma Carreño Carlón. El ejecutivo señala que el sello ha avanzado en la plataforma digital y se ha propuesto alcanzar los 5.000 títulos digitales de un catálogo de 10.000 libros en el transcurso del próximo lustro.

Quien llega a Fráncfort se entera de las tendencias del mundo editorial. Uno de los temas más importantes en la actual edición, según Böhme es el “self-publishing“. “Eso se hace hoy en día a través de las numerosas plataformas digitales en internet que son ofrecidas por las editoriales mismas. Es una situación ventajosa para todos los involucrados. Las editoriales incluso pueden constatar si un libro se vende bien o mal y el contacto entre autores y lectores es mucho más intenso“.

Böhme cuenta que la feria ha tenido unos 3.000 eventos este año, 300 más que el año pasado y responden al interés del público en las presentaciones de libros de autores, lecturas y concesión de autógrafos. “Incluso en pleno auge digital y de medios sociales el anhelo del público por tener un contacto directo con el autor es creciente“, advierte. Böhne señala que después de eso, el interés del gran público se vuelca sobre el país invitado.

Brasil llegó con 70 escritores, 170 editoriales y un espectacular grafiti callejero que ha recorrido a lo ancho y largo la ciudad de Fráncfort sobre el Meno. “El pabellón siempre está repleto de gente y nos hemos percatado de que Brasil es mucho más que samba, fútbol y caipirinha“, afirma Böhne, que lamenta la gran ausencia de Paulo Coelho, autor estrella del país sudamericano que se negó a tomar parte en protesta por la selección de autores que hicieron los organizadores. La portavoz se muestra resignada. “Siempre hay algún conflicto emocional en torno a la selección que hace cada país“.

DW recomienda