Médicos sin Fronteras confirma intoxicación masiva tras ataques en Siria | El Mundo | DW | 24.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Médicos sin Fronteras confirma intoxicación masiva tras ataques en Siria

Tres hospitales en la zona metropolitana de Damasco trataron el pasado miércoles en pocas horas a unos 3.600 sirios que presentaban "síntomas neurotóxicos", informó la organización humanitaria Médicos sin Fronteras.

Un niño sobreviviente en la región de Ghouta, Siria.

Un niño sobreviviente en la región de Ghouta, Siria.

La organización no gubernamental cita informaciones de clínicas en donde se atendieron los casos de intoxicados, con las que dice venir trabajando estrechamente desde 2012.

De los pacientes tratados, 355 fallecieron, detalló Médicos sin Fronteras en Bruselas. Existen sospechas de que en la zona referida se produjeron el miércoles ataques con gas tóxico. Hasta el momento, el régimen sirio no permite a inspectores de Naciones Unidas realizar investigaciones en el lugar del ataque.

Médicos sin Fronteras dijo que las personas afectadas padecieron de convulsiones, fuerte salivación y asfixia. Aunque la organización admitió que no puede probar científicamente las causas, asegura que todo indica que las víctimas estuvieron expuestas a gas nervioso.

¿Venganza de Assad?

Un civil señala hacia un animal también muerto en el presunto ataque con gases en Zamalka.

Un civil señala hacia un animal también muerto en el presunto ataque con gases en Zamalka.

La oposición siria cree que el presidente Bashar al Assad ordenó los ataques con armas químicas en represalia por un atentado contra su convoy. Así lo consideró hoy el jefe del Estado Mayor del Ejército Libre Sirio (ELS), Salim Idriss, ante la prensa en Estambul. Durante el atentado el 8 de agosto en Damasco resultó herido de gravedad un alto miembro del aparato de seguridad, indicó Idriss.

Posteriormente Assad juró venganza a los rebeldes en el distrito de Al Ghuta Al Sharkiya, a los que consideró responsables del atentado. De acuerdo con cifras de la oposición, en los ataques del miércoles pasado cerca de Damasco murieron cientos de personas.

"Los satélites de países amigos pueden ver exactamente desde dónde fueron disparados los cohetes con gas venenoso", comentó los reportes de la televisión estatal siria. Estos medios habían informado que en un túnel de rebeldes en el barrio de la capital Yobar fueron encontrados agentes químicos.

El presidente de la opositora Alianza Nacional Siria, Ahmed al Yarba, llamó a "una inmediata intervención con todos los medios tras esta masacre" y la imposición de una zona de exclusión aérea en Siria.

jov (dpa, afp, Spiegel)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad