¿Más o menos Europa? | Europa | DW | 18.01.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

¿Más o menos Europa?

Hay dos tendencias opuestas dominantes en la Unión Europea: una desea impulsar una mayor integración, la otra pide recuperar soberanía. ¿Cuáles son las razones y en qué pueden ponerse los países de acuerdo? Un análisis.

En un discurso sobre el futuro de Europa ante el Parlamento europeo, el primer ministro irlandés, Leo Varadkar, llamó a la unidad de los Estados miembros. "Desde un punto de vista global, la Unión Europea es solo un conjunto de pequeños países. Solo unidos somos fuertes”, dijo Varadkar. Unas pocas horas después, la Cámara de los Comunes de Reino Unido aprobó la ley del "brexit” propuesta por el Gobierno británico.

Lea también: 

El canciller austriaco, Sebastian Kurz, un dolor de cabeza para Merkel

Macron: "Refundaremos la UE con países voluntarios"

Por su parte, Sebastian Kurz, el flamante canciller austríaco, visitó ayer (17.01.2018) a Angela Merkel en Berlín. Kurz, de 31 años de edad, lidera un Gobierno de coalición con el partido populista de derechas FPÖ. El joven canciller austríaco rechaza la idea de "más Europa” si ello implica "más refugiados”. 

Este viernes (19.01.2018), Merkel será en París la invitada de Macron, el gran renovador de Europa. Son cuatro acontecimientos de esta semana que dicen mucho del actual estado de división de Europa. Por un lado, aquellos líderes como Macron o Varadkar, que apuestan por una mayor cooperación. Por el otro, Kurz y May, que desean reforzar sus respectivas soberanías e incluso abandonar la Unión Europea.

Más bien un caleidoscopio

¿Se puede dividir la UE en partidarios y detractores de "más Europa”? A primera vista, algunos de los más escépticos están en el este, con países que ingresaron en la UE hace menos tiempo. Los países más veteranos y occidentales, con la excepción de Reino Unido, son los que apuestan por una mayor integración. Jo Leinen, diputado socialdemócrata europeo, confirma esta impresión, pero con excepciones: "En países como Bulgaria y Rumania hay Gobiernos proeuropeos”, dice Leinen, "y yo no podría la mano en el fuego por el fervor europeísta de daneses y suecos”.

Ver el video 02:15
Now live
02:15 minutos

Canciller austriaco visita Berlín

Daniel Gros, director del think tank Centro de Estudios Políticos Europeos, con sede en Bruselas, cree que esa escisión entre países del este y oeste es falsa: "A los del sur les gustaría 'más Europa' con un ministro de Finanzas, unión bancaria y eurobonos. Varios del este quisieran más fondos estructurales y menos limitaciones en la movilidad laboral. Otros, los Bálticos, pero también Hungría, desearían un papel más fuerte de la Unión Europea en cuestiones de seguridad contra Rusia. En el tema de los refugiados, Alemania pide más solidaridad, pero también Italia y Grecia”. Daniel Gros resume así la situación: "No hay una escisión, sino, como es habitual, un caleidoscopio”.

Jo Leinen, por su parte, considera que hay dos cosas que separan a los europeos: "Hay dos grandes cuestiones que aún no han sido superadas: la crisis económica y financiera, que ha provocado una escisión norte-sur, y la ola de refugiados, en la que observamos una división este-oeste. Según qué temas, la UE puede dividirse de varias maneras”.

Los "polos opuestos” Alemania y Francia

Emmanuel Macron ha pedido "la refundación de una Europa soberana, unida y democrática”, con un ministro de Finanzas y un presupuesto único para la eurozona. No está claro cómo reaccionará ante esto Angela Merkel, que posiblemente renueve su mandato como canciller. Pero Merkel sí está convencida de que debe haber una buena sintonía franco-alemana.

Stefan Seidendorf, director adjunto del Instituto Franco-alemán de Ludwigsburg, considera la cooperación entre los dos países no solo importante para Francia y Alemania, sino también para toda la Unión Europea, precisamente porque ambos son tan diferentes: "La cooperación con Francia es por eso especialmente fructífera, porque Francia ha representado siempre el polo opuesto a Alemania. Cuando ambos países logran acuerdos, estos tienen un carácter de compromiso subsidiario, que para todos los demás es más o menos aceptable. Y ese es básicamente el valor añadido de esta especial relación hasta el día de hoy”, concluye Seidendorf. 

Autor: Christoph Hasselbach (MS/ERS)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube 

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad