″Más inversiones en UE y menos en la OTAN″ | Alemania | DW | 14.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

"Más inversiones en UE y menos en la OTAN"

Un nuevo libro sobre las opciones de defensa de Alemania sugiere el cambio de percepción germana en torno a la amenaza terrorista y la agresión rusa.

default

Angela Merkel, canciller de Alemania

Una encuesta a aproximadamente 200 personas de alto rango en la industria de la defensa militar de Alemania revela que, Estados Unidos dejó de ser un importante aliado y que Berlín debe enfocarse en los mecanismos de la Unión Europea en lugar de la OTAN. El estudio de Bruselas, publicado en el libro "Amigos de Europa", sugiere que la potencia económica europea ha sido en realidad un "jinete libre", cuando se trata de defensa y que ahora necesita afirmarse.

El autor del nuevo estudio, el periodista Paul Taylor, considera que el mundo de Angela Merkel ha cambiado, por lo que insta a la canciller alemana a cambiar. Taylor analiza la opinión pública y elitista germana en su nuevo libro y sugiere que Merkel debería avanzar y formar una coalición de gobierno.

Merkel vuelve a dibujar su mapa mental

"Hubo dos grandes choques que la sacudieron al margen de cierta satisfacción en materia de defensa y la cómoda posición alemana en el centro de Europa rodeada de aliados de la OTAN y de los socios de la UE: la adhesión de Crimea a Rusia en 2014 y la crisis migratoria de 2015", explica Taylor. "Ella tomó decisiones amenazantes que cambiaron su punto de vista sobre el mundo y sobre su mapa geográfico de Europa". El periodista afirma que la canciller tenía literalmente mapas diseñados, con la zona Schengen coloreada para ver claramente "las fronteras" de Alemania: Rusia y Ucrania, África del Norte, Medio Oriente.

Taylor afirma que Merkel se dio cuenta de que ha debilitado a las fuerzas armadas por años a través de recortes y reducciones presupuestarias. Sin embargo, esto tomará bastante tiempo de recuperación, aproximadamente 15 años para empoderar a las fuerzas aéreas.

No es cuestión de dinero para Alemania, es una cuestión de mentalidad, explica Taylor. Alemania tiene el "espacio físico" para gastar más. A pesar de la carga histórica que posee, no hay excusa para dejar el "trabajo sucio" a otros países. "Es la sombra de la historia lo que se lo pone más difícil a los alemanes (...) pero también es más cómodo y conveniente para los alemanes decir 'estamos  obligados por la Historia  y dejamos a otros que lo hagan'".

Merkel ha señalado que está lista para dar las espaldas a Washington, con su famosa declaración de que los "europeos tenemos que tomar el destino en nuestras propias manos", declaración que hizo  la ambigüedad del compromiso del presidente Donald Trump con la  OTAN.  De todos modos, el gasto del 1,2 por ciento del PIB en defensa hace que Alemania esté bajo el 2 por ciento del gasto del PIB que exige el mandato de la OTAN. Y es improbable cualquier intimidación al respecto por parte de EE.UU. a Berlín, señala Taylor.

Incluso sabiendo todo esto, la analista del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores Ulrike Francke se mostró sorprendida cuando dijo que en la reunión de la OTAN en Berlín, vio una  oposición extendida sobre políttica exterior.  Dijo que había considerado que el planteamiento político alemán, había acordado dar fin a la interminable guerra en  Afganistán y adoptado  medidas  antiterroristas en el país,  era una cuestión de gastar más y hacer más.

Pero la presión de Estados Unidos empuja a Alemania a examinar más detenidamente las opciones defensivas de la Unión Europea. "En la población alemana, la administración de Trump presiona para aumentar los gastos de defensa”. Donald Trump es considerado un belicista. Los alemanes están preocupados de estar bajo el liderazgo de Estados Unidos estén bajo su liderazgo porque puede llevar a una guerra, arrastrando a la OTAN y a Alemania también.

Francke cree que los alemanes están dispuestos a tomar un papel más fuerte, pero dice que esto debería ser entendido en  su contexto. 

¿PESCO al rescate?

Alice Billon-Galland, una joven investigadora de la Red de Liderazgo Europea (ELN), llama a la historia de la defensa europea "una serie de oportunidades omitidas", pero habla de nuevas iniciativas.

Una de ellas es "PESCO", la Cooperación Estructurada Permanente, que está basada en compartir recursos y llenar huecos con capacidades de la pan-Unión Europea.

Billon-Galland acaba de analizar para el German Marshall Fund las perspectivas de la PESCO, que cuenta con el apoyo de Alemania y Francia: "Hay un consenso general en el sentido de que ha llegado el tiempo de hacer cosas".

Finalmente, Taylor considera que no importa cómo y dónde  Merkel y su nuevo equipo de gobierno decidan invertir dinero en materia de defensa, pero las cosas tienen que cambiar.  Él aboga por ir adelante con una oferta hasta ahora fracasada y que sea el Parlamento el que apruebe ciertas acciones militares de soldados alemanes que sirven en la OTAN y en otras fuerzas multinacionales. Consecuentemente, todas las acciones militares alemanas  deben ser aprobadas por el Bundestag. Taylor también aconseja debilitar las restricciones de autorización de exportaciones de armas y ser más eficaces.

Autor: Teri Schultz (mpgv/vt/eal)

Publicidad