Más fácil para Bayern que para Dortmund | Futbol Internacional | DW | 22.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Futbol Internacional

Más fácil para Bayern que para Dortmund

El sorteo de los cuartos de final de la Champions League deja dos reacciones antagónicas en Alemania: alivio en el Bayern, que enfrentará al Manchester United; preocupación en Dortmund, pues el rival es Real Madrid.

No podían ser más diferentes los caminos hacia la final de la Champions League de los dos clubes alemanes que aún se mantienen en competencia, y que en los primeros días del mes de abril disputarán sus partidos en la fase de cuartos de final del prestigioso torneo. Mientras al Bayern Múnich le sigue sonriendo la suerte del campeón, al Dortmund la fortuna le ha deparado el (segundo) peor rival posible.

Bayern – Manchester United

La última vez que Manchester United jugó en Alemania derrotó 5-0 al Leverkusen.

La última vez que Manchester United jugó en Alemania derrotó 5-0 al Leverkusen.

La primera reacción del capitán del Bayern, Philipp Lahm, al saber que el próximo contrincante en la Champions League será el Manchester United, actualmente séptimo en el torneo de Inglaterra fue una advertencia: “No podemos dejarnos engañar por la clasificación. Nos toca preparar ambos partidos muy bien si queremos pasar a la semifinal”.

Las declaraciones de Lahm, sin embargo, solo pueden entenderse como un gesto de cordial diplomacia futbolística. La diferencia de nivel deportivo que actualmente existe entre el Manchester United y el Bayern Múnich es evidente.

Los ingleses, casi que de manera heroica, lograron colocar su nombre dentro del cuadro de los ocho mejores equipos del continente luego de padecer a manos del Olympiacos de Grecia, que en el primer partido de octavos de final de la Champions League los derrotaron por 2-0.

Tres goles del holandés Robin van Persie significaron la victoria 3-0 del Manchester United en el partido de vuelta, y el pasaje a los cuartos de final. Entonces el entrenador David Moyes preguntó: ¿y ahora por qué no el título? La respuesta se la entregó al siguiente día la prensa inglesa, que le recordó la rasante pérdida de calidad y estructura del equipo desde que sucedió en la posición a sir Alex Ferguson, quien se despidió del club el verano pasado ganando la Premiere League.

La crisis del Manchester United tampoco se le ha escapado a Lahm, quien pese a su gran tacto no pudo dejar de reconocer que el sorteo les deparó “una gran suerte”. “Podemos estar contentos, viajaremos a Manchester para jugar allí de manera ofensiva. Debemos defender nuestro título, somos uno de los grandes favoritos en la Champions League”, dijo.

El capitán del virtual campeón de la Bundesliga tiene razón, no importa que las estadísticas digan que de nueve partidos contra el Manchester United el Bayern solo ha ganado dos, y que el último enfrentamiento contra los ingleses lo perdió 2-3. Pero en el 2010, los de Múnich eliminaron a los ingleses.

Dortmund – Real Madrid

Recientemente Real Madrid le propinó en Alemania una goleada de 6-1 al Schalke.

Recientemente Real Madrid le propinó en Alemania una goleada de 6-1 al Schalke.

La única buena noticia que le deparó el sorteo al Dortmund fue que, al igual que al Bayern, cerrará la ronda de cuartos de final de la Champions League jugando en casa, ante su público. Por lo demás, al equipo alemán, que disputó, y perdió, el trofeo de la competencia en el 2013, le ha tocado vérselas contra el que quizás es el (segundo) mejor equipo del momento en Europa.

“Cuando uno se cuela entre los mejores ocho del continente, pues hay que aceptar que este tipo de partidos tan difíciles se presentarán con mayor frecuencia. Van a ser dos juegos en una atmósfera impresionante. Nos da gran alegría enfrentar este reto”, declaró el entrenador del Dortmund, Jürgen Klopp, al conocer el resultado del sorteo, no sin dejar de añadir que “intentaremos aprovechar nuestra pequeña oportunidad”.

Los alemanes saben de antemano que los favoritos a pasar a la semifinal son los rivales de la capital española. Por ello Klopp se mostró aliviado al saber que el partido de vuelta será en casa. “Puede verse como una ventaja jugar primero en Madrid y luego, con el respaldo de nuestra gente, en Dortmund. No tenemos por qué izar la bandera blanca tan temprano”, sostuvo el entrenador.

El año pasado Dortmund disputó la final de la Champions League tras haber superado en la semifinal precisamente al Real Madrid. En esta oportunidad, sin embargo, el equipo alemán no contará en el partido de ida con Robert Lewandowski, autor de los cuatro goles que eliminaron al actual líder de la Primera División.

Lewandowski, suspendido por acumulación de amarillas para el partido en el Santiago Bernabéu, no será la única baja sensible del Dortmund: el lateral izquierdo Marcel Schmelzer (lesionado) tampoco podrá jugar. Éstas son dos bajas más que se suman a las ya largas de futbolistas claves del equipo alemán como Ilkay Gündogan, Jakob Blaszczykowski, o Neven Subotic.

En la anterior Champions League el balance para el Dortmund fue positivo: de cuatro partidos contra el Real Madrid ganó dos y empató uno. Pero como dijo el director deportivo del club alemán, Michael Zorc, "el Real Madrid está más fuerte en comparación a la pasada temporada".

DW recomienda

Publicidad