Luxemburgo consigue una hazaña y empata con Francia | Europa al día | DW | 03.09.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Luxemburgo consigue una hazaña y empata con Francia

Una extraordinaria actuación del portero Jonathan Joubert hizo posible un 0-0 que quedará en los libros de historia.

Francia pinchó de manera estrepitosa ante Luxemburgo con un empate en Toulouse sin goles, lo que permitió a Suecia y Holanda recortar distancias en la lucha que mantienen los tres equipos por conseguir una de las dos plazas para el Mundial de Rusia. El equipo de Didier Deschamps tenía que ganar para mantener su ventaja de tres puntos sobre la segunda clasificada de su grupo, Suecia, que justo antes cumplió con una victoria contundente ante Bielorrusia (0-4). Tampoco falló Holanda, que también ganó su partido, 3-1 a Bulgaria, para seguir la estela de sus rivales.

Todo parecía destinado a un encuentro plácido en el que los franceses iban a arrasar a su rival a base de goles. Pero no fue así. Francia jamás pudo abrir el marcador y eso que saltó al terreno de juego con toda su artillería. Deschamps no reservó a nadie y nombres como Antoine Griezmann, Paul Pogba, Olivier Giroud o Kylian Mbappé formaron parte de una alineación temible para Luxemburgo.

Sin embargo, el conjunto centroeuropeo contó con la aparición estelar de su portero, Jonathan Joubert, un veterano de 37 años que se encargó de minar la moral de los jugadores franceses. Sobre todo en la primera parte, en la que chocaron en múltiples ocasiones con el meta luxemburgués.

Mbappé fue uno de los perjudicados por la actuación de Joubert. Escorado a la derecha, el flamante fichaje del París Saint Germain fue de más a menos durante el partido. Pero en la primera parte, fue uno de los mejores y pudo marcar en un par de ocasiones, sobre todo en un mano a mano que el portero de Luxemburgo atajó prácticamente con el trasero.

Griezmann tuvo ocasiones, al igual que Pogba, pero no hubo caso contra el muro Joubert. Francia insistió en su asedio con la misma historia que antes del descanso. Primero, la mala puntería de Griezmann, que seguía con el punto de mira desviado; segundo, con la figura gigante de Joubert, que detuvo un cabezazo imposible a Djibril Sidibé; y tercero, con una pizca de suerte tras un cabezazo al larguero de Pogba.

Al final, con Alexandre Lacazette y Kingsley Coman sobre el césped, Francia intentó la victoria de forma desesperada y sin orden. Luxemburgo, crecida por la hazaña, no dejó ni un solo hueco y los hombres de Deschamps pincharon de manera estrepitosa para provocar la sonrisa de Suecia y Holanda, mayores beneficiados de un tropezón de grandes dimensiones. (EFE)

DW recomienda

Publicidad