Lula desde la cárcel: Brasil, gobernado por “banda de locos” | América Latina | DW | 27.04.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Lula desde la cárcel: Brasil, gobernado por “banda de locos”

El exmandatario concedió su primera entrevista desde que fue condenado por corrupción. Se declaró “obsesionado” con demostrar su inocencia.

En una entrevista que concedió a los diarios El País y Folha de Sao Paulo, el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, aseguró que su país actualmente está gobernado por "una banda de locos”, reiteró que es inocente y afirmó que está "obsesionado” con probar la "farsa” judicial que lo mantiene tras las rejas desde hace un año, condenado por corrupción pasiva y lavado de dinero.

Con vehemencia, antes de aceptar preguntas pidió leer un pequeño texto en el que lanzó una larga retahíla de crítica a quienes lo juzgaron, según el relato adelantado por El País este viernes (26.04.2019). "Sé muy bien qué lugar me reserva la historia. Y sé también quién estará en el basurero”, dijo, con las manos temblorosas por momentos. Sus dardos más ácidos fueron dirigidos al juez Sérgio Moro, que lo condenó y ahora es ministro de Jair Bolsonaro. "Reafirmo mi inocencia, comprobada en diversas acciones”, agregó.

Se trata de la primera entrevista que concede el exmandatario en un año, y fue pedida en 2018 por ambos periódicos. "No puede ser que este país esté gobernado por esa banda de locos (...). El país no se merece eso y sobre todo el pueblo no se merece eso”, afirmó Lula, en referencia al gobierno del exmilitar, que asumió el poder en enero después de vencer en las elecciones de octubre a Fernando Haddad, designado candidato del Partido de los Trabajadores (PT) tras la impugnación judicial de Lula.

"Mejor hubiera muerto yo”

"Tengo una obsesión tan grande por desenmascarar a Moro, a Dallagnol y a su grupo, desenmascarar a quienes me condenaron, que puedo estar preso 100 años, pero no cambiaré mi dignidad por mi libertad”, afirmó el exmandatario. "Quiero probar la farsa montada” y "salir de aquí con la cabeza tan erguida como cuando entré: [siendo] inocente”, declaró. 

Aunque durante la mayor parte de la entrevista, grabada también en video, el exmandatario pareció tranquilo, se quebró al recordar la muerte de uno de sus hermanos y de su nieto de 7 años, en enero y marzo de este año, respectivamente. "Vavá (su hermano) es como si hubiera sido un padre para toda la familia. Y la muerte de mi nieto fue una cosa que efectivamente no, no, no... (pausa y llora). A veces pienso que hubiera sido mejor que yo hubiera muerto. Porque yo ya he vivido 73 años, yo podría morir y dejar a mi nieto vivir”, expresó.

El expresidente, que cumplía una pena de 12 años y un mes de reclusión, podría pasar a un régimen de prisión domiciliaria en septiembre, después de que esta semana su pena fuera reducida en el Tribunal Superior de Justicia (tercera instancia) a 8 años y 10 meses.

DZC (El País, AFP, EFE)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda