Lula: “Chávez, mejor presidente venezolano del siglo” | Política | DW | 10.05.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Lula: “Chávez, mejor presidente venezolano del siglo”

Lula elogió en una entrevista publicada hoy en Alemania a su par venezolano: “Sin duda Hugo Chávez es el mejor presidente que ha tenido Venezuela en los últimos cien años".

default

Luiz Inácio Lula Da Silva: no hay por qué temer a la izquierda latinoamericana.

“Problemas puede tener a lo sumo en su propio país”, agregó el presidente brasileño, preguntado acerca de si Chávez no desestabiliza a la región andina con su “Socialismo del siglo XXI” y su intromisión en los asuntos internos de otros países. Y agregó en entrevista publicada por el semanario "Der Spiegel" que Chávez “no ejerce, ni lejos, la influencia que se dice que tiene. Europa no tiene por qué temer a la izquierda en América Latina".

"Las victorias de Hugo Chávez, Evo Morales en Bolivia y los otros, el último Fernando Lugo en Paraguay, son sinónimo de progreso democrático. Era hora de que fueran elegidos presidentes que provienen verdaderamente del pueblo", aseveró.

Lula comparó la izquierda latinoamericana con los movimientos de izquierda en Europa en los años 20 y 30 del siglo pasado: "Allí donde hay hambre, donde la gente está marginada de la educación, los políticos adoptan posiciones más radicales. Este continente fue convulsionado por dictaduras militares. Hace 20 años había guerrillas activas en muchos países. Hoy estamos todos de acuerdo, con excepción de las FARC en Colombia, de que las elecciones son la única vía legítima hacia el poder", agregó.

Brasil quiere mediar en el conflicto boliviano

El presidente brasileño se manifestó asimismo dispuesto a mediar en el conflicto desatado en Bolivia con fuerzas secesionistas en la provincia de Santa Cruz: "Brasil ha fundado junto con Argentina y Colombia un grupo de países amigos para ayudar a Bolivia. Si el compañero Evo está dispuesto a negociar, haremos de intermediarios", ofreció.

El admirador declarado del líder cubano Fidel Castro expresó asimismo respeto por “el camino que quiere seguir Cuba, comentando las reformas económicas anunciadas por el presidente y hermano de Fidel, Raúl Castro. "Raúl ha demostrado ser un hábil sucesor de Fidel. Lo queremos ayudar. Expertos agrícolas brasileños sembrarán en Cuba 20.000 hectáreas de soja en lo que será la primera plantación de ese tipo en la isla. Además construimos rutas y participamos en la producción de medicamentos. Los cubanos están bien formados, ahora tienen que sentar las bases para un salto de desarrollo”, agregó.

Preguntado acerca de si era difícil ser amigo de los hermanos Castro y mantener simultáneamente excelentes relaciones con el presidente norteamericano, George W. Bush, Lula dijo: “Me sé mover bien entre los diferentes bandos políticos. Cuando todo el mundo odiaba a Gaddafi, yo lo visité oficialmente. Hubo entonces un clamor: ¡Lula visita al diablo!”

Las grandes potencias siempre pagan un precio

Asimismo relativizó las incompatibilidades entre la izquierda latinoamericana y los Estados Unidos: “Las grandes potencias siempre pagan un precio. También nosotros, como gigante económico latinoamericano. Los EE. UU. siempre intentaron dominar a América Latina. En Bolivia, el embajador norteamericano convocó a organizaciones de ayuda extranjeras para desprestigiar a Evo Morales. Quien así actúa, se hace de enemigos. Yo le recomendé a Bush asistir particularmente a América Central y el Caribe con ayuda para el desarrollo”.

Con respecto a que Alemania se ha “olvidado” de América Latina, perdiendo en los últimos años influencia política y económica, por ejemplo en el Brasil, Lula dijo: “Comprendo que luego de la caída del Muro, Alemania haya dirigido su mirada sobre todo hacia Europa Oriental. Pero ahora debería mirar más hacia Brasil y América del Sur. Debería reflexionar acerca del potencial que tendrá esta región dentro de 10 o 15 años. Brasil construirá tres nuevas represas hidroeléctricas, dos plantas energéticas atómicas y un tren de alta velocidad entre Río de Janeiro y San Pablo. Los españoles ya están haciendo negocios.”

Acerca de si se presentará para un tercer periodo presidencial, Lula comentó: “Dos periodos son suficientes, sino la democracia se transforma en una dictadura. Los cambios son buenos para un país”. Llamado la atención, de que entonces no podrá presenciar como presidente la final entre Alemania y Brasil en Maracaná en el Mundial 2014, Lula no dejó pasar la oportunidad para comentar: “como presidente, no, pero sí como hincha de fútbol, que me gusta mucho más.”

DW recomienda

ADVERTISEMENT