Lucha contra las armas químicas es premiada con el Nobel de la Paz | El Mundo | DW | 11.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Lucha contra las armas químicas es premiada con el Nobel de la Paz

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), con sede en La Haya, recibe el Premio Nobel de la Paz 2013 "por su extenso trabajo para eliminar las armas químicas", anunció el Comité Nobel en Oslo.

El director de la OPAQ, Ahmet Üzümcü.

El director de la OPAQ, Ahmet Üzümcü.

La organización galardonada está actualmente en el primer plano de la actualidad internacional debido a la misión que encabezan sus expertos en Siria, donde se ha iniciado ya el proceso de destrucción de los arsenales químicos.

La OPAQ es la encargada de hacer cumplir la Convención sobre las Armas Químicas, que busca la destrucción de todos los arsenales de este tipo en los países firmantes. Hasta ahora tiene 189 miembros, a los que el lunes próximo se sumará Siria.

Un espaldarazo

La organización fue creada en 1997 para reforzar la Convención de Armas Químicas de ese mismo año, y cuenta con un presupuesto anual inferior a 100 millones de dólares. Tampoco dispone de personal suficiente para desempeñar sus tareas en Siria sin un aporte adicional de recursos. En consecuencia, la obtención del Nobel de la Paz, dotado con 1,25 millones de dólares, de seguro no le vendrá mal, aunque sin duda se requerirá bastante más apoyo material. Pero el premio sobre todo supone un espaldarazo político a su labor en Siria, de por sí en extremo compleja y arriesgada ya que la guerra civil continúa causando estragos en el país.

Expertos investigan las denuncias de ataques con armas químicas en Siria, en agosto de 2013.

Expertos investigan las denuncias de ataques con armas químicas en Siria, en agosto de 2013.

La emisora noruega NRK había adelantado la noticia de que recibiría el Premio Nobel de la Paz poco antes del anuncio oficial. El año pasado, la emisora también había informado antes del anuncio oficial que el ganador sería la Unión Europea (UE), lo que finalmente se confirmó.

er (dpa, reuters)

DW recomienda

Publicidad