Los sindicatos protestan en Buenos Aires contra el gobierno de Macri | América Latina | DW | 23.08.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Los sindicatos protestan en Buenos Aires contra el gobierno de Macri

El próximo 25 de septiembre decidirán sobre la posible convocatoria de una huelga general, que sería la segunda desde que el nuevo gobierno asumió el poder.

La principal central obrera argentina CGT protagonizó este martes (22.08.2017) una masiva manifestación en contra del Gobierno del presidente Mauricio Macri, a quien le advirtió la posibilidad de convocar en poco tiempo a una nueva huelga general. "No han multiplicado los peces ni los panes. Se multiplicó la pobreza", aseguró el sindicalista Juan Carlos Schmid, uno de los tres dirigentes que lideran a Confederación General del Trabajo (CGT), en un discurso que pronunció en la histórica Plaza de Mayo de Buenos Aires, frente a la Casa de Gobierno argentina.

Schmid anunció que el próximo 25 de septiembre se reunirán los principales referentes sindicales de la CGT para analizar la posibilidad de convocar a una huelga general. En caso de concretarla, será el segundo paro que encare la CGT contra Macri tras el que realizó el 7 de abril. En su discurso, Schmid también planteó el rechazo a una posible reforma de las leyes laborales que el Gobierno promoverá en el Parlamento, según anunció días atrás.

"Probablemente el Gobierno intente avanzar con una reforma que plantee características parecidas a las de Brasil. Y si lo hace, los niveles de conflictividad serían muy elevados", dijo a dpa Luis Campos, coordinador del Observatorio del Derecho Social de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), otra de las centrales gremiales que acompañó hoy el reclamo en Plaza de Mayo. 

Tras recordar que en Argentina hay 14 millones de pobres y que uno de cada tres ciudadanos "no llegan a fin de mes", también reclamó al Gobierno un control de precios sobre alimentos y medicamentos y que se declare la "emergencia social alimentaria" para los "sectores populares más desprotegidos". "No venimos a levantar la bandera de ninguna candidatura ni venimos detrás de ninguna conspiración. Venimos simplemente con una demanda central para el movimiento sindical: trabajo digno, y salario justo", dijo Schmid, cuya central ha estado ligada históricamente al peronismo.

El jefe de Estado, en tanto, opinó que la protesta resultó "una pérdida de tiempo" que "no lleva a ningún lugar". Macri hizo referencia al acto sindical durante un encuentro con 35 de 1.500 jóvenes que consiguieron su primer empleo.

LGC (dpa/EFE)

DW recomienda