Los cuentos de los Grimm en la Memoria del Mundo | Cultura | DW | 24.06.2005
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Los cuentos de los Grimm en la Memoria del Mundo

Los "Cuentos de los Hermanos Grimm" fueron inscritos en el registro Memoria del Mundo de la UNESCO. DW-WORLD conversó con Bernhard Lauer, director del Museo que lleva el nombre de estos investigadores alemanes.

default

Los hermanos Grimm, monumento en Kassel

El comité del programa Memory of the World de la UNESCO inscribió en su registro los "Cuentos infantiles" de los Hermanos Grimm "por ser la primera recopilación sistemática y científica de la tradición de leyendas europeas y orientales". Después de la biblia de Martín Lucero, los cuentos de los hermanos Grimm son la obra en lengua alemana más conocida en todo el mundo.

Alemanes y universales

Gebrüder Grimm Denkmal in Hanau

Monumento en Hanau, ciudad natal de los Grimm

Más que una obra alemana del Romanticismo alemán del siglo XIX, estos cuentos pasaron hace mucho tiempo a ser patrimonio universal. Caperucita Roja, Juan sin miedo, La Cenicienta, Blanca Nieves y los siete enanos, La oca de oro, Hansel y Gretel, El Sastrecillo Valiente o Los tres pelos del diablo son los más conocidos de los más de 200 cuentos recopilados por estos hermanos que vivieron y trabajaron más de 30 años en la ciudad de Kassel.

Documentos manuscritos

En concreto lo que entra al registro de la UNESCO son los ejemplares manuscritos de los investigadores, llenos de inscripciones y notas. De los 200 cuentos y diez leyendas infantiles, los Grimm hicieron siete ediciones.

Märchen Kinder Vorlesen

Todo ese material es atesorado y administrado por el Museo y Archivo y ofrece una posibilidad única de seguir la historia de la elaboración y creación de una de las obras universales de mayor recepción a través de los tiempos. Así lo prueban las innumerables adaptaciones para cine, a la radio, a la tira cómica y, por último para medios interactivos.

Una cuestión de honor

El ser ahora oficialmente Memoria del mundo representa para el archivo un reconocimiento del largo trabajo realizado a nivel nacional e internacional. Como centro de difusión, el Museo de los Hermanos Grimm organiza exposiciones en muchos países del mundo, también España y Latinoamérica. El legado de los cuentos de los hermanos Grimm "aporta a la toma de conciencia de la importancia de la materialidad de la documentación", o sea es un material histórico que precisa ser conservado. Si bien no reporta nada económicamente, la inscripción en el registro sí es "un gran honor" además que la importancia y el renombre internacional del Museo crecen.

Buchcover: Uther: Deutsche Märchen und Sagen (CD-ROM)

Aunque Jakob (1785-1863) y Wilhelm (1786-1859) vivieron en la época del despertar de la conciencia nacional y el surgimiento de los movimientos nacionalistas, jamás restringieron su campo de acción de recolección e investigación al ámbito germánico. Los cuentos y leyendas recolectadas incluyen otras culturas y tradiciones. "De Hessen a Alemania y de Alemania a Europa", resume programáticamente el Dr. Lauer el trabajo científico de los Grimm. Aunque son alemanas recogen la "poesía popular", como lo planteaba el movimiento romántico.

Schneewittchen

¿Lo conoce?

El enorme éxito de los Cuentos se debe a que a pesar de ser "alemanes" captan y reproducen experiencias humanas fundamentales como el volverse adulto, encontrar el propio camino en la vida, la sexualidad, todo "envueltos en un halo poético". El mundo que reflejan es, simbólicamente, sencillo y básico: "si eres bueno te irá bien en la vida y si eres malo tendrás mala suerte". El mensaje, contrariamente a lo que opinan ciertos pedagogos, no representa un peligro para los niños, sino que ofrece una sencillez abordable. El papel más bien pasivo de las mujeres de los cuentos -Blancanieves y Cenicienta esperan al hombre que las salvará- se explica con la historicidad de toda obra literaria: son producto del siglo XIX. "Igualmente cuestionable sería el rol femenino en Goethe, Schiller o en el mismo Cervantes".

En resumen, "los Cuentos de los Hermanos Grimm merecen la pena ser leídos, no sólo por los niños", por eso la Memoria del mundo es merecido lugar para ellos.