Los colores de la protesta: de la Revolución Naranja a la Ola Verde en Irán | Política | DW | 16.08.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

Los colores de la protesta: de la Revolución Naranja a la Ola Verde en Irán

Manifestantes vestidos de negro en Hong Kong, banderas naranjas en Ucrania, verde como símbolo de las protestas políticas en Irán: los colores de los movimientos de protesta representan las esperanzas de su época.

Muchas de las revoluciones en distintos países del mundo han comenzado en las calles: ciudadanos protestan expresando su descontento hacia la política en sus respectivos países. Las imágenes de un mar anaranjado de gente en las calles ucranianas en 2004, o los lazos verdes entre la masa de manifestantes en Irán, siguen ancladas en la memoria colectiva mundial como símbolos de fuertes movimientos de protesta.

Negro: el color del luto, en Hong Kong

También en Hong Kong las protestas han adquirido un color simbólico. Por un lado, manifestantes vestidos de negro que paralizan temporalmente el aeropuerto y barrios enteros de la ciudad. Por otro lado, contramanifestantes vestidos de blanco en descontento con la política de Carrie Lam, actual jefa de gobierno, y su lealtad hacia China.

Hong Kong | Proteste gegen das Auslieferungsgesetz in Sham Shui Po (Getty Images/AFP/A. Wallace)

Manifestantes vestigos de negro en Hong Kong. (Agosto 2019).

En 2014, la protesta masiva en las calles de Hong Kong exigía a Pekín el cumplimiento de su promesa por garantizar libertad de expresión y democracia, atestiguando un movimiento "armado” con paraguas amarillos. Muchos manifestantes fueron brutalmente arrestados por "alterar el orden público”. Hoy, unos cuantos paraguas amarillos se observan de vez en cuando en las protestas en Hong Kong. 

Ucrania: la Revolución Naranja

Con carteles en color naranja y pancartas de protesta, ciudadanos de todas las edades, clases sociales y profesiones iniciaron un movimiento de protesta civil en Ucrania en 2004. El movimiento obligó a la cancelación de las elecciones presidenciales de ese año, definidas por fraude electoral. El naranja representaba la energía, fue el color de la oposición, y debía diferenciarse claramente del rojo de la era soviética comunista. El candidato de la oposición, Viktor Yúschenko, fue derrotado por  Viktor Yanukóvich, apoyado por Rusia.

Demonstration in Kiew (picture-alliance/dpa/dpaweb)

Kiev vestida de anaranjado en 2005.

Yulia Timoshenko también fue la figura de esta revolución. Su amplia convocatoria abarrotó las calles de Kiev en color naranja. Sin embargo, pronto salió a relucir su tendencia populista y estilo autoritario detrás de sus promesas de democracia. Esto le valió el descontento del pueblo y muchos otros políticos del mundo, que inicialmente mostraron afinidad hacia la que fuera primera ministra de Ucrania solo por un breve lapso. Tras varios intentos fallidos de llegar al poder, terminó en prisión. Al final, la euforia tras la Revolución Naranja de 2004 se vió opacada por la vida política cotidiana: corrupción, abuso de poder e intrigas que superaron la esperanza democrática.

Kiew Ukraine Protest Regierung 1. Dezember (YURIY DYACHYSHYN/AFP/Getty Images)

Manifestaciones proeuropeos en 2013/2014, luciendo los colores nacionales de Ucrania.

Irán: la Ola Verde

En junio de 2009, decenas de miles de iraníes, hombres y mujeres, se manifestaron en las calles de Teherán y en otras ciudades de Irán. Acusaron al régimen de los mulás de falsificar los resultados de las últimas elecciones presidenciales. En respuesta, manifestantes indefensos fueron apaleados por el Ejército, se registraron numerosos muertos y heridos, y 4.000 personas fueron arrestadas.

No obstante, las protestas masivas continuaron durante días. El movimiento de oposición iraní había elegido deliberadamente el color verde, considerado el color del islam. Los partidarios del candidato Hussein Mussawi declararon públicamente su apoyo al Corán. Las mujeres y los jóvenes iraníes salieron a las calles para manifestarse a favor de más libertades personales y democracia.

Muchos filmaron los acontecimientos en las calles de Teherán con sus teléfonos móviles. El cineasta y director iraní Ali Samadi Ahadi, quien había huido a Alemania en 1985, realizó el documental "La Ola Verde”, derivado de este material, en 2010. A partir de tuits, publicaciones en Facebook, textos de blogueros iraníes y escenas de dibujos animados que mostraban la brutalidad del régimen y la impotencia de los manifestantes, el director realizó el film "La Revolución Verde" en Irán. La película se proyectó con éxito en el Festival de Sundance, en Estados Unidos.

Iran Teheran Grüne Bewegung 2009 Demonstration (Getty Images)

Manifestaciones en Teherán. (2009). El verde es el color del islam.

Portugal: la roja Revolución de los Claveles

Cuando la canción prohibida "E Depois do Adeus" fue transmitida por la radio local el 24 de abril de 1974 a las 22:55 (hora local), los insurgentes de todo Portugal tenían claro que la revolución estaba a punto de comenzar. En pocas horas, los golpistas ocuparon los ministerios más importantes de Lisboa y las fuerzas armadas tomaron el mando a nivel nacional. El derrocamiento del dictador Marcelo Caetano se convirtió en un festival folclórico.

Cuando los tanques rodaron por las calles de la capital portuguesa fueron bien recibidos por la población. Las mujeres clavaron claveles rojos en los rifles de los soldados. Horas más tarde, Caetano firmó la rendición, y así la dictadura en Portugal llegó a su fin. En tan sólo unas horas, el golpe pacífico en 1974 puso fin a los más de 40 años de autocracia dictatorial que instauró el fascista António de Oliveira Salazar. Pero no fue hasta dos años después del golpe, en 1976, que se celebraron las primeras elecciones democráticas en Portugal, siendo elegido el socialista Mário Soares como jefe de gobierno.

Portugal Lissabon 1974 Nelkenrevolution Soldat Nelke Gewehr (Herve Gloaguen/Gamma-Rapho/Getty Images)

Entusiasmo por el golpe militar de 1974.

La "Revolución de los claveles" fue el comienzo de un nuevo y fuerte movimiento democrático en Europa. Esta terminó con la dictadura en Portugal; luego, en 1974, la Revuelta de la Politécnica de Atenas acabó con la "dictadura de los coroneles" en Grecia, y en 1975 finalizó de la dictadura del general Francisco Franco en España. De esta forma, la estructura política de Europa cambió de forma definitiva.

(ee/cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda

Publicidad