Los cinco errores del aeropuerto de Berlín | Alemania | DW | 26.06.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Los cinco errores del aeropuerto de Berlín

La serie de fallos en torno al aeropuerto no termina. Ahora, parece que el encargado de planificación ni siquiera era ingeniero. Aquí les presentamos los cinco errores más graves.

Desde su inicios en 2006, en la obra del aeropuerto más grande de Europa va todo mal. Una vergüenza mundial para Alemania que no consigue levantar su gran aeropuerto.

1• Trabajo de aficionados

El director de planificación de los dispositivos anti-incendios del aeropuerto de Berlín, Alfredo di Mauro, no es ingeniero sino diseñador técnico. “Me consideraron ingeniero y no les contradije”, confirmó a la agencia DPA. A principios de mayo, Harmut Mehdorn, director del aeropuerto tiro de la manta y despidió a di Mauro. Al parecer, tampoco sirvió el jefe técnico contratado para salvar el proyecto en 2012, Horst Amann, que también fue despedido al igual que su sucesora. El consejo que debía haber llevado a cabo la supervisión no estaba dirigido por especialistas sino por dos políticos: el alcalde de Berlín, Klaus Wowereit, y el presidente de Brandenburgo, Matthias Platzeck.

2• Equipo anti-incendio defectuoso

Mehdorn Hauptstadtflughafen Berlin Brandenburg MIT WOWEREIT

Mehdorn con el alcalde de Berlín Klaus Wowereit .

El gran problema para su apertura es la falta de un dispositivo anti-incendio efectivo. Se conoce el problema desde 2012 y el dispositivo de ventilación sigue sin funcionar. Al contrario que en edificios altos, los arquitectos habían planeado desviar el humo, que normalmente sube hacia arriba, por debajo del edificio. Una locura técnica que ahora ha de ser corregida por los consorcios Siemens y Bosch.

3• Sospechas de corrupción

El antiguo jefe técnico del aeropuerto, Jochen Großmann, está bajo sospecha. Se le acusa de haber recibido sobornos por valor de medio millón de euros, además ser sospechoso de manipular la competencia apalabrando el precio.

4 • Mala planificación

Además del sistema anti-incendios, también hay otros problemas: Las cajas de cables no son seguras, hay pocos mostradores para facturar y pocas bandas de equipaje. Los equipos de enfriamiento tampoco son suficientes y podrían derivar en un sobrecalentamiento y apagado de emergencia. Por otra parte, las rutas de despegue y la contaminación acústica fueron mal calculadas. Expertos aclaran que cuando el aeropuerto comience a funcionar tendrá que ser ampliado.

5 • Desastre de costes

El precio se calculó en 2006 en torno a los 2.500 millones de euros. No se sabe aún cuanto costará, dice Martin Delius, del Partido Pirata de Berlín y presidente de la Comisión de Investigación del Aeropuerto: “Hasta ahora, son 4.700 millones sin calcular estacionamientos y accesos. Se prevén más de 6.000 millones de euros y eso no será todo”. Incluso se habla de llegar a los 8.000 millones de euros.

Pero eso no es todo. Según algunos medios, la Comisión Europea estudia la devolución de las subvenciones de 20 millones de euros y la compañía Air Berlin pide 48 millones por perjuicios ocasionados por el retraso en la apertura. Lo más curioso es que el actual director del Aeropuerto, Hartmut Mehdorn, fue quien puso la demanda en 2012 cuando era director de la aerolínea.

Conclusión: sin inauguración a la vista

El nuevo aeropuerto de Berlín debería haber sido inaugurado en octubre de 2011. Su apertura fue pospuesta varias veces y actualmente no hay fecha concreta. En el Bundestag se habló de 2017. No es de extrañar que el semanario “Der Spiegel” pida un nuevo proyecto en otro sitio y recomiende a los responsables: “Al final quizás sea mejor la solución más radical: convertirlo en un monumento a los delirios de grandeza provincianos”.

DW recomienda

Publicidad