Los alemanes aman pagar en efectivo | Economía | DW | 30.10.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Economía

Los alemanes aman pagar en efectivo

Ya sea para ir al supermercado o para comprar un automóvil, muchos alemanes prefieren pagar en efectivo. El 31 de octubre es el Día Mundial del Ahorro, y DW analiza los aspectos culturales y económicos de este fenómeno.

En muchos bares o restaurantes alemanes solo se puede pagar en efectivo. Eso funciona bien, y es aceptado por los clientes, ya que están acostumbrados a llevar consigo dinero en efectivo. Por lo general, son los turistas los que se quejan de este sistema. ¿No se supone que Alemania es un país desarrollado a nivel tecnológico? La cultura del efectivo en Alemania se debe a dos cosas: algunas tiendas se rehúsan a aceptar tarjetas, y pagar al contado forma parte de la mentalidad alemana.

La libertad y el autocontrol de pagar al contado

"El control es un factor esencial”, dice Erich Kirchler, especialista en psicología empresarial, quien investiga las razones por las cuales los países de habla germana se han mantenido tan leales al efectivo. "No queremos ser controlados. Queremos autonomía, y la libertad que ofrece en la práctica el efectivo”, explicó a DW. 

Erich Kirchler, especialista en psicología empresarial.

Erich Kirchler, especialista en psicología empresarial.

Los alemanes están principalmente preocupados por perder el control de sus finanzas si el efectivo es reemplazado por métodos de pago virtuales, según Kirchler. Él identifica dos aspectos de esta noción de control. Primero, tienen miedo de que el Estado o los bancos ganen un mayor dominio. En segundo lugar, tienen la impresión de que pueden controlar mejor sus gastos si usan efectivo.

Pero ¿de dónde provienen estos miedos, y por qué se han desarrollado más en Alemania que en otros países? Hay muchas teorías al respecto. Kirchler señala que la actitud de los alemanes es el resultado de su historia, marcada por una serie de cambios radicales. "Tenemos una confianza relativamente alta en nuestras autoridades. Pero, al mismo tiempo, sabemos que esa situación podría cambiar rápidamente. Eso es probablemente algo que no solo han experimentado a través de la historia, sino que también - y aquí estoy especulando mucho - es algo que aprendieron y que se ancló en la conciencia pública”.

Gran Bretaña: a años luz

Al igual que Alemania, hay algunos países que también son escépticos respecto del pago al contado. En promedio, los alemanes llevan en la billetera 103 euros (alrededor de 114 dólares), una suma mucho mayor que otros europeos, según el Banco Central Europeo. El 80 por ciento de sus compras las pagan en efectivo, superados por España (87%) e Italia (86%). En Escandinavia, por el otro lado, el efectivo es una rareza. En Gran Bretaña, la gente "tarjetea” en todos lados, usando su celular o su tarjeta para pagar las cuentas.

Francis Petrini, músico callejero.

Francis Petrini, músico callejero.

Incluso los músicos callejeros de Londres están adoptando métodos de pago virtual. Francis Petrini trabaja hace dos años en esa ciudad y lleva su lector de tarjetas a todas partes. De esa manera, la gente puede donar dinero o comprarle un CD fácilmente. "Hace un par de años me dí cuenta de que la gente raramente tenía efectivo. Es por eso que decidí comprar un lector de tarjetas. Así mi sueldo mejoró muchísimo”.  

Pero también en Reino Unido se crítica el rápido cambio de las formas de pago. El antropólogo y autor sudafricano Brett Scott, quien actualmente está escribiendo un libro sobre el tema, señala que el concepto 'sociedad sin efectivo' oculta los hechos. "Usar el término ‘sin efectivo' es como referirse a un whisky sin alcohol. En realidad, no se refiere a lo que se está usando, que son sistemas digitales de pago bancario. En realidad no se está hablando de una ‘sociedad sin efectivo', sino una ‘sociedad bancaria', ya que estos sistemas dependen completamente de los bancos y de los sistemas de pago que ellos desarrollan.”

Brett Scott, antropólogo y autor.

Brett Scott, antropólogo y autor.

Scott tiene otra perspectiva sobre lo que está sucediendo en Gran Bretaña, esto es, una visión bastante crítica. "Yo diría que el Reino Unido tiene una baja inmunidad a la toma de control por parte de las empresas", señala. "Si uno va a ciertos países, la gente se resiste a las cadenas comerciales. Se resisten a que estas enormes instituciones se apoderen de todo. En cambio, en Reino Unido la gente lo acepta".

Artistas callejeros con lectores de tarjetas: pocas personas asociarían esta escena con Berlín, incluso si se esté dando la transición a una "sociedad bancaria" en Alemania. Sin embargo, la resistencia a que las corporaciones tomen el control es relativamente alta.

(bt/cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda