Londres destaca progresos hacia acuerdo de paz entre partidos norirlandeses | Europa | DW | 19.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Londres destaca progresos hacia acuerdo de paz entre partidos norirlandeses

La ministra británica para Irlanda del Norte, Theresa Villiers, aseguró que los partidos norirlandeses han hecho "importantes progresos" para lograr un acuerdo que desatasque el proceso de paz y avisó que las conversaciones están llegando a su fin. "Estamos en los días finales", señaló Villiers tras destacar que "en las pasadas 48 horas" se han hecho "más progresos" que desde el comienzo, hace diez meses, de una conversaciones encaminadas a resolver asuntos como el de las banderas, los desfiles protestantes y el legado de casi 30 años de un conflicto armado que causó más de 3.500 muertos.

Medios británicos informaron que los partidos han logrado un acuerdo sobre la reforma del sistema de bienestar social, otra de las cuestiones clave que los divide y dificulta el funcionamiento de la autonomía.

Aunque no quiso entrar en detalles, Villiers indicó que el Gobierno de Londres está estudiando "muy seriamente" la propuesta económica consensuada por los cinco partidos que forman el Ejecutivo norirlandés de poder compartido entre protestantes y católicos. "Nuestra respuesta debe de tener en cuenta el déficit que heredamos y los limitados recursos de que disponemos", dijo la ministra, quien reconoció el gran esfuerzo realizado por las partes para acercar sus posiciones ante la cercanía de las elecciones generales del Reino Unido, el próximo mayo.

Los partidos ya rechazaron la pasada semana un "paquete de ayuda" financiera de mil millones de libras (1.260 millones de euros) ofrecido por el primer ministro británico, David Cameron, a cambio de que logren un acuerdo, al considerarlo insuficiente.

El Sinn Féin, antiguo brazo político del IRA y principal representante de la comunidad católica-nacionalista, se ha negado hasta ahora a aplicar la política de austeridad impuesta por Londres a sus regiones y rechaza recortes sociales. Por contra, el mayoritario Partido Democrático Unionista (DUP) -partidario de la permanencia en el Reino Unido- entiende que el ajuste es necesario para hacer frente a la crisis económica.

En este contexto, Londres podría multar a Belfast con 200 millones de libras (252 millones de euros) si no acomete una reforma de su sistema de bienestar social, una demanda planteada por el Gobierno central a otras autonomías del Reino Unido. Los gobiernos británico e irlandés confían en que los partidos llegarán a un acuerdo antes de fin de año, dado que después todas las partes seguramente endurecerán sus posiciones ante la celebración de los comicios en el Reino Unido (EFE).

Publicidad