″Lo que está haciendo Daniel Ortega es inaceptable″ | América Latina | DW | 18.07.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

"Lo que está haciendo Daniel Ortega es inaceptable"

Los gobiernos de Alemania y Chile condenaron la crisis en Nicaragua y Venezuela y urgieron a ambos países a iniciar un diálogo que conduzca a la paz. También defendieron el libre comercio y el multilateralismo.

El canciller chileno y su homólogo alemán, Heiko Maas, comparecieron ante periodistas después de su encuentro en la sede del Ministerio alemán del Exterior. Ampuero llegó a Berlín proveniente de Bruselas en donde impulsó un comunicado del Grupo de Lima, al que pertenecen 14 países del continente americano. La declaración urge al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, a detener la represión contra su propio pueblo, que ha dejado un saldo de numerosos muertos y más de mil heridos, la mayoría jóvenes manifestantes.

"Daniel Ortega no debe confiarse al desconocer o ignorar los llamados de tantos países. Porque esto siempre tiene efectos políticos y económicos que acabarían perjudicando mucho más a su propio país, lo que nosotros no queremos. Pero lo que está haciendo Daniel Ortega es inaceptable", afirma Ampuero, en conversación con DW. El diplomático destacó que esa represión pura y brutal con paramilitares recuerda los peores momentos de la dictadura de Somoza. "Es muy trágico que un movimiento que comenzó luchando contra Somoza termine con las mismas prácticas del somocismo y esto tiene un costo. Humano en primer lugar, pero también en términos económicos y de inversiones, pues nadie querrá invertir en un país que no tiene estabilidad. Es una situación muy delicada que está afectando a toda la región por la migración", indicó.

El ministro del Exterior alemán, Heiko Maas, saludó el papel de intermediario que ha asumido la Iglesia nicaragüense y condenó que se hayan producido tantos muertos en el transcurso de unas cuantas semanas. Las declaraciones de ambos jefes diplomáticos tienen lugar en medio de una ofensiva lanzada por el gobierno nicaragüense para disolver las protestas por medio del uso de la fuerza. Ambos diplomáticos subrayaron que la situación en Nicaragua y en Venezuela no puede seguir así.

Dos naciones que viven una tragedia

"Venezuela y Nicaragua son dos naciones que viven una tragedia", dijo en perfecto alemán ante periodistas el jefe diplomático chileno. Ampuero urgió al gobierno de Venezuela a iniciar un diálogo con la oposición, a convocar nuevas elecciones libres y democráticas, así como permitir el paso de la ayuda humanitaria en el país. "La crisis en Venezuela no sólo es una tragedia para el pueblo venezolano, sino que tiene un efecto hemisférico debido al éxodo de venezolanos que huyen del país. Tan solo en Colombia hay más de un millón de venezolanos, lo que es una muestra de la gravedad de la situación". Ampuero reiteró que la situación en el país caribeño es insostenible, y destacó que el futuro no se ve muy alentador. 

"La comunidad internacional completa es la que está exigiendo a Maduro que inicie un diálogo y celebre elecciones realmente transparentes y libres. Él tiene que sopesar lo que esto significa para su país, para su pueblo. Para las perspectivas futuras de Venezuela y también en términos personales y de lo que pueda acabar ante tribunales internacionales", advirtió Ampuero.

Maas reconoció ante periodistas que las conversaciones también abordaron temas espinosos´para su gobierno, como la definición de un calendario y medidas concretas para la reparación de víctimas de violaciones de derechos humanos cometidas en el enclave alemán chileno conocido como Colonia Dignidad. Cuestiones que, dijo, serán definidas en la reunión de la Comisión Mixta que se realizará el 22 de agosto en Santiago.

Fotografía de Birgit Heitfeld, Embajada de Chile en Alemania.

Buena química entre ambos jefes diplomáticos. Roberto Ampuero de Chile y Heiko Maas, de Alemania.

Volubilidad de Trump

Preguntado por la polémica después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se desdijera de sus declaraciones en presencia de su homólogo ruso, Vladimir Putin, en Helsinki, el político socialdemócrata pidió un mínimo de fiabilidad. Maas valoró positivamente que se hayan reunido ambos mandatarios pues, dijo, hay muchas cuestiones que sin un acuerdo entre Washington y Moscú no se pueden resolver. El jefe diplomático aludiió así a Siria, Ucrania, y el desarme nuclear. Pero se mostró más crítico respecto a la volubilidad de Trump. "En cuestiones de política internacional necesitamos un mínimo de fiabilidad con el que podamos contar".

Durante su comparecencia conjunta ante periodistas, Ampuero recordó que vivió en la extinta República Democrática Alemana (RDA, a fines de la década de los 70 y principios de los 80, en plena dictadura militar. "Venir a Berlín siempre es algo muy especial para mi". El diplomático y escritor recordó que fue al colegio alemán de Valparaíso y se alegró de ver fotografías del edificio, que fueron halladas en el archivo del Ministerio alemán del Exterior.

Maas elogió las relaciones bilaterales entre ambos países y citó varios ejemplos de la cooperación bilateral, desde la transición hacia las energías renovables, hasta la capacitación laboral dual, que tiene lugar en el marco de la Alianza del Pacífico y con el respaldo de las cámaras de Industria y Comercio en el país sudamericano.

"Chile es un ancla de estabilidad en Latinoamérica", dijo Maas, y señaló que probablemente no hay otro país en el mundo con más tratados comerciales que Chile, cuya economía, como la alemana, está orientada hacia la exportación. "Por eso el proteccionismo comercial es algo que a ambos países nos afecta".

Autora: Eva Usi

DW recomienda