″Lieber Alexander: Conocí a unos venezolanos...″ | Humboldt América Latina 250 años de descubrimientos | DW | 11.12.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Cartas a Alexander

"Lieber Alexander: Conocí a unos venezolanos..."

Siguiendo los pasos de Humboldt, Carolina Chimoy visita el emprendimiento de dos venezolanos que ahora viven en Cuenca, Ecuador.

Vegetación en la región del Páramo.

Vegetación en la región del Páramo.

Cuenca, 5 de diciembre de 2018

Lieber Alexander:

Hoy fue nuestro último día en Cuenca. Lamentablemente no he podido ver mucho de la ciudad, que parece ser muy bonita, al menos la plaza principal, que sí logré ver. Muchos de estos edificios también existían en tu época, entonces supongo que tú también te habrás quedado admirado. La mayoría

Catedral de Cuenca, estilo francés.

Catedral de Cuenca, estilo francés.

tiene un estilo arquitectónico francés muy elegante. Me contaron que eso se debe a que Cuenca fue una de las ciudades con mayor glamour del mundo. Durante esa pequeña globalización del siglo XIX se exportaban jabones y los famosos sombreros de paja Toquilla y con esa fama también llegaron varios europeos a Cuenca.

El plan hoy era salir temprano de Cuenca rumbo a Loja. Pero conocí a unos venezolanos el día anterior cuya historia me pareció importante contar. Si bien se trata de un tema que no está directamente relacionado con tu recorrido ni tu viaje, es un tema sumamente urgente. Te vas a sorprender, pero resulta que el territorio al que llegaste cuando viniste con el barco español “Pizarro” a América es ahora un país llamado Venezuela. Debido a la actual situación política y económica, que ahora no puedo explicarte porque rompería el marco, muchas personas se han visto obligadas a abandonar su país.

Sé que en parte lo entiendes, porque desde joven lo único que querías era irte del castillo en Tegel, salir de Europa y buscar nuevas tierras, nuevos lares. Pero la situación ahora es muy diferente. Entre querer salir de un país y verte obligado a salir está la plena libertad de poder decidir. Es decir, nada menos que la voluntad propia. Este tipo de migración va mayormente en contra la propia voluntad, por eso estas historias suelen ser muy tristes. No obstante, importantes de ser contadas.

Casa antigua en Cuenca.

Casa antigua en Cuenca.

Decidí aplazar el viaje a Loja un par de horas y entrevisté a Keydi y a Darwin en su restaurante en Cuenca, donde están intentando empezar de nuevo desde cero. El restaurante lo abrieron hace solo unas semanas. 

Llegamos a Loja de noche y, como siempre, muertos de cansancio. Solo dormí cuatro horas desde ayer hasta hoy, porque tenía que enviar material al canal en Berlín, y además explicar porque no envio las cosas inmediatamente apenas suceden. El problema es que no siempre tengo internet, y si tengo internet suele ser una conexión muy lenta, ya que estoy siguindo tus pasos por pequeñas ciudades. Esto seguro te suena a “chino”, es decir, no entiendes nada. Internet es un conjunto de redes de comunicación descentralizadas.

Desde que esta forma de comunicación existe, absolutamente todo sucede mucho más rápido en nuestro planeta. Al menos en las grandes ciudades. Tú te volverías loco. Es como si te pidiesen que escribieses más rápido tus famosos diarios y que paralelamente preparases la lección que darás sobre Cosmos en Berlín, y al mismo tiempo te movilices de Quito a Lima haciendo para cada estación dos días, pintando óleos sobre el paisaje.¿No es de locos? Es el nuevo ritmo de nuestro mundo. Todo inmediatamente y diez cosas a la vez.

Con esa novedad, que seguro te dejará pensando, te dejo, y hoy sí me voy a dormir, por lo menos un poco antes. Ya es medianoche en Loja.

Abrazos,

Carolina

Ver el video 04:29

Venezolanos en Cuenca

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube

DW recomienda

Enlaces externos

Audios y videos sobre el tema