Leverkusen confía otra vez en Latinoamérica | Deportes | DW | 31.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Deportes

Leverkusen confía otra vez en Latinoamérica

Con la contratación del mexicano Andrés Guardado el Leverkusen reafirma la confianza que tiene en los jugadores latinoamericanos, para quienes el club se ha convertido en una gran puerta de entrada a la Bundesliga.

Andrés Guardado, quien llega cedido en préstamo por el Valencia de España, es el primer mexicano en integrar la plantilla del Leverkusen, y el décimo jugador latinoamericano en llegar al club en el último decenio. En total, contando a los jugadores españoles y al alemán de origen hispano Gonzalo Castro, han sido 13 los futbolistas latinos que han reforzado en ese periodo de tiempo al actual segundo de la clasificación del torneo alemán.

Una historia de éxitos y fracasos

En la memoria de los aficionados hay guardados muy buenos recuerdos de las contrataciones de jugadores latinoamericanos que el club realizó en los albores del nuevo siglo: Lucio, Zé Roberto, Juan y Diego Placente son apenas algunos de los nombres que saltaron en Leverkusen a la fama internacional, alcanzando un cupo en las selecciones nacionales con las que disputaron uno o varios Mundiales.

Los 10 años pasados, sin embargo, han resultado ser una verdadera montaña rusa para el club, que registra éxitos y fracasos en materia de fichajes latinos. Muchos recuerdan, por ejemplo, que en el 2004 vino a Leverkusen el entonces campeón mundial con Brasil del 2002 Roque Junior, defensor central que un año más tarde conquistaría también con su país, en Alemania, la Copa Confederaciones.

Pero como él también estuvo en el club Athirson, contratado en el 2005. De él se acuerda muy poca gente, algo que se puede explicar pues solo jugó 30 partidos en dos temporadas, con una cuota de gol magra: apenas dos. Este fichaje estuvo a punto de acabar con el idilio entre Leverkusen y los jugadores latinoamericanos, pues el club hizo una pausa de dos años en el mercado de la región y prefirió buscar sus nuevas contrataciones en otros lugares del mundo.

El chileno Arturo Vidal le volvió a abrir las puertas del Leverkusen a los jugadores latinoamericanos.

El chileno Arturo Vidal le volvió a abrir las puertas del Leverkusen a los jugadores latinoamericanos.

Un gran acierto recuperó la confianza del Leverkusen en Latinoamérica: el juvenil talento chileno Arturo Vidal, quien llegó a Alemania en el 2007, con apenas 20 años, para hacer de la Bundesliga la plataforma que lo llevó a la fama mundial. Aún así, después de él, el club alemán tuvo que esperar otros cinco años, y tener paciencia con cuatro contrataciones menos afortunadas (los brasileños Henrique, Renato Augusto y Lucas, junto al colombiano Michael Ortega), antes de volver a apuntarse un gran acierto.

Este llegó del Real Madrid, club que un año más tarde, luego de una temporada excepcional en la que destacó a muy alto nivel, lo recuperó para su plantilla. Se trata de Daniel Carvajal, el único que triunfó del grupo de tres latinos que Leverkusen fichó en el 2012. Los otros dos, el chileno Junior Fernández y el brasileño Carlinhos, lamentablemente no despuntaron.

El turno de México

En la temporada 2013/2014 el Leverkusen sigue apostando por los jugadores hispanoparlantes. En el verano contrató al veterano portero Andrés Palop, nacido en Valencia, de donde llega este invierno otro Andrés, éste mexicano y de apellido Guardado.

“La oferta del Leverkusen fue una gran oportunidad para mí de empezar algo nuevo. Después de mi paso por la Primera División es algo muy especial poder conocer también esta otra gran liga de Europa. La Bundesliga tiene una muy buena reputación en España y Leverkusen es un equipo importante que está jugando la Champions League, por eso me alegro de que la transferencia se hubiera logrado”, fue lo primero que dijo Andres Guardado en Alemania luego de haber firmado el contrato.

El mediocampista, que ha jugado 99 partidos con la selección nacional, es el quinto mexicano en la historia de la Bundesliga y el primero en vestir el uniforme del Leverkusen. Antes que él, con mucho éxito en Alemania, estuvieron Pavel Pardo y Ricardo Osorio; con un poco menos fortuna Francisco Rodríguez (todos ellos en el Stuttgart), y Aaron Galindo (Fráncfort).

DW recomienda