Lavrov: ciudad siria de Idleb es un ″furúnculo″ terrorista que hay que extirpar | El Mundo | DW | 29.08.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Lavrov: ciudad siria de Idleb es un "furúnculo" terrorista que hay que extirpar

Aumentan las especulaciones de que Damasco prepara un ataque con apoyo ruso a Idleb, el último gran bastión rebelde en Siria. Lavrov pidió a sus “socios occidentales” que “no obstruyan una operación antiterrorista".

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, aseguró hoy (28.08.2018) que la ciudad siria de Idleb es un "furúnculo" terrorista que hay que extirpar, tras reunirse en Moscú con su colega saudí, Adel al Yubeir.

Lavrov se mostró a favor de una ofensiva contra Idleb, el último gran bastión rebelde en Siria. "Espero que nuestros socios occidentales no cedan a las provocaciones (rebeldes) y no obstruyan una operación antiterrorista" en Idleb, expresó.

Según el líder ruso, en esa provincia del norte de Siria se han reunido terroristas para proteger una zona de distensión y los combatientes mantienen como rehenes a la población civil.

Idleb "es el último foco de los terroristas, que intentan especular con el estatus de zona de distensión (...). Así que, desde todos los puntos de vista es necesario liquidar ese furúnculo", dijo Lavrov a la prensa.

El ministro denunció que, además de utilizar a la población civil como escudos humanos, los yihadistas están intentando hacerse con el control de las bandas armadas dispuestas a negociar con el régimen de Bachar al Asad.

Lavrov también dijo que hay un "entendimiento político total" entre Rusia y Turquía, que apoyan a los lados opuestos de la guerra civil siria, pero que actualmente se encuentran en intensas negociaciones para garantizar que Idleb no se convierta en un punto de quiebre en su alianza.

Por otro lado, Lavrov acusó a Occidente de "calentar activamente" la idea de un "supuesto ataque químico planeado por el Gobierno (sirio)".

Durante la última semana, Moscú acusó a los rebeldes sirios de querer realizar un ataque químico en Idleb que "provocaría" ataques occidentales contra su aliado Damasco.

Las acusaciones de Moscú se produjeron después de que el asesor de seguridad nacional del presidente estadounidense Donald Trump, John Bolton, dijera que Washington responderá "de manera muy fuerte" si las fuerzas del régimen sirio usan armas químicas para retomar Idleb.

Esta semana, los medios rusos informaron que Moscú está reforzando su presencia militar en el Mediterráneo, cerca de Siria.

rrr (efe/dpa/afp/reuters).

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad