Las fuerzas prorrusas empiezan a tomar posiciones en Crimea | El Mundo | DW | 19.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Las fuerzas prorrusas empiezan a tomar posiciones en Crimea

Fuerzas prorrusas tomaron sin violencia el cuartel general de la Marina ucraniana en Sebastopol y arrestaron provisionalmente a su comandante en jefe, Serguei Gaiduk.

Las fuerzas prorrusas tomaron el control del cuartel general de la Marina en Sebastopol, tras lo cual unos 50 soldados y sus comandantes abandonaron el edificio, en una operación sin violencia ni heridos en la que la bandera ucraniana fue reemplazada por la de Rusia.

Gaiduk, que salió del cuartel vestido con ropa deportiva, fue arrestado provisionalmente esta mañana. Mientras tanto, Moscú avanza en la integración de Crimea a su territorio tras la firma del tratado de anexión de la península que se produjo el martes.

La Corte Constitucional dio su visto bueno el miércoles al documento, anunció el presidente del tribunal, Valeri Sorkin, en San Petersburgo. El presidente ruso, Vladimir Putin, había presentado el tratado a la Corte para su estudio. Ahora el texto tiene que ser ratificado por la Duma Estatal (cámara baja), previsiblemente el jueves, y por el Consejo de la Federación (cámara alta), un día después.

Rusia extiende pasaportes

Rusia comenzó ya a extender pasaportes a la península ucraniana de Crimea. "Todos los residentes de Crimea que se dirijan a las autoridades obtendrán un pasaporte en el que consta que desde ayer son ciudadanos de la Federación Rusa", dijo el director del departamento de Inmigración, Konstantin Romodanovski.

Ucrania y los países occidentales no reconocen la legalidad del referéndum en el que los crimeos votaron a favor de unirse a Rusia, ni tampoco el tratado de anexión rubricado el martes en Moscú. Tanto Estados Unidos como la Unión Europea y Japón anunciaron esta semana sanciones contra Moscú, a las que hoy se unió Australia, que bloqueó las cuentas y prohibió la entrada al país a 12 funcionarios.

El gobierno británico quiere ir un paso más allá: según su primer ministro, David Cameron, el G7 debería considerar expulsar a Rusia del G8 cuando los líderes de las siete naciones se reúnan la próxima semana en La Haya.

Berlín frena venta de material militar

El Ejecutivo alemán, por su parte, ha frenado por el momento el contrato de una empresa germana para la construcción de un centro de entrenamiento militar para el Ejército ruso. "En la situación actual, el gobierno no considera justificable las exportaciones para el centro de entrenamiento militar en Rusia", dijo el Ministerio de Defensa en respuesta a una pregunta de dpa.

Pero más allá de esta medida, el gobierno alemán no cuenta con que en la cumbre de la Unión Europea de este jueves y viernes en Bruselas se vaya a aprobar un endurecimiento de las sanciones contra Rusia.

"El nivel tres del plan de sanciones acordado a principio de marzo sólo provocaría una nueva desestabilización en Crimea", explicaron círculos próximos al gobierno. "Sin embargo, se hablará probablemente sobre acordar medidas adicionales del nivel dos, es decir, limitaciones de viajes y congelar cuentas", agregaron.

UE: ayuda financiera para Ucrania

La Unión Europea anunció hoy además la entrega de otros 1.000 millones de euros (1.390 millones de dólares) de ayuda financiera a Ucrania, siempre que el gobierno de Kiev implemente reformas, informó el comisario europeo de Asuntos Monetarios, Olli Rehn. Esos 1.000 millones de euros se unirán a otros 610 millones de ayuda ya aprobados, ambos parte de un paquete de ayudas de 11.000 millones de euros que Bruselas pondrá a disposición de Kiev en los próximos años.

Y mientras los líderes de la UE se reúnen el jueves y viernes en Bruselas, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, viajará a Rusia y Ucrania para reunirse con los mandatarios de ambos países, como "parte de sus esfuerzos diplomáticos para instar a todas las partes a resolver la crisis actual pacíficamente", explicó su oficina.

“La amenaza más grave para la seguridad europea”

Por su parte, el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, advierte que la crisis con Rusia por Ucrania constituye una "llamada de atención" a la Alianza Atlántica, puesto que constituye la amenaza más grave que afronta la seguridad europea desde el final de la Guerra Fría.

"Ésta es la amenaza más grave a la seguridad y estabilidad europeas desde el final de la Guerra Fría", sostiene el jefe de la OTAN en el discurso que pronunciará ante el centro de pensamiento Brookings Institution en Washington, de acuerdo con el borrador al que tuvo acceso la agencia dpa.

Según Rasmussen, ello se debe a que la crisis provocada por la intención de Rusia de anexionarse Crimea tras el referéndum celebrado el domingo en la península ucraniana implica, entre otros, el "mayor movimiento de tropas en décadas".

PK (dpa, rtrs, efe)

DW recomienda

Publicidad