Las amenazas de Bielorrusia: ¿cuál es la postura alemana frente a la crisis? | Europa | DW | 11.11.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Las amenazas de Bielorrusia: ¿cuál es la postura alemana frente a la crisis?

Miles de migrantes atrapados en Bielorrusia soportan el frío en la frontera con Polonia. La UE debate nuevas sanciones mientras el dictador Lukashenko amenaza con cerrar el gasoducto a la UE. ¿Cómo reacciona Alemania?

Alexander Lukachenko, presidente de Bielorrusia y su homólogo ruso, Vladimir Putin

Alexander Lukachenko, presidente de Bielorrusia (izqu.) y su homólogo ruso, Vladimir Putin. Angela Merkel le pidió a Putin interceder ante Lukachenko

La situación en la frontera entre Polonia y Bielorrusia se ha deteriorado drásticamente. El gobernante bielorruso, Alexander Lukashenko, traslada a cada vez más personas en avión desde las regiones en crisis hacia la frontera. Ahora están atrapados allí. Grupos de migrantes han intentado en vano atravesar la valla de alambre de púa que Polonia utiliza para impedirles cruzar al otro lado.

Al menos diez personas han muerto ya, reveló este 11 de noviembre el diputado del partido alemán La Izquierda Gökay Akbulut en el Bundestag. Akbulut no solo culpa a Bielorrusia del drama, sino también a Polonia.

"El rechazo de los refugiados sin un examen individual del procedimiento de asilo es una clara violación de la Convención de Ginebra para los Refugiados, el Convenio Europeo de Derechos Humanos y la actual legislación de la Unión Europea en materia de asilo", subrayó Akbulut. Derechos que no pueden ser socavados por la legislación nacional polaca. La Comisión de la UE debe tomar medidas al respecto, insistió.

"Esta es una catástrofe humanitaria”, dice, por su parte, Franziska Brantner, jefa de fracción parlamentaria del partido Los Verdes, y considera que "Lukashenko instrumentaliza a las personas haciéndolas llegar en avión desde Damasco, Dubai, Estambul o Moscú. Pero aún así, esta gente no es un arma. No son monedas de cambio, son seres humanos con su dignidad", resalta.

Merkel le pide ayuda a Putin

"Hablé por teléfono con el presidente ruso Vladimir Putin y le he pedido que convenza a Lukashenko. Porque aquí se utiliza a las personas, son víctimas de políticas antihumanas, por así decirlo, y hay que hacer algo al respecto", dijo la canciller alemana saliente, Angela Merkel esta semana.

El mandato de Merkel está llegando a su fin, y los socialdemócratas (SPD), los verdes y el liberal FDP están negociando la formación de un nuevo gobierno alemán de coalición. La diputada de Los Verdes Brantner dijo en el Bundestag que una de las "grandes tareas" del próximo gobierno será revisar la política hacia Rusia. Putin encubre el "pérfido intento de chantaje" de Lukashenko y mantiene vivo el régimen bielorruso, sostuvo.

Crisis humanitaria en la frontera entre Bielorrusia y Polonia

Crisis humanitaria en la frontera entre Bielorrusia y Polonia

Sanciones. también contra los países de tránsito

Con respecto a Bielorrusia, Brantner pidió más sanciones. Contra la industria bielorrusa de la potasa, pero también contra los responsables políticos, y contra las compañías aéreas que transportan a migrantes desde Oriente Medio a Bielorrusia. Brantner esperaba que el gobierno alemán, aún en funciones, tome medidas lo antes posible. "No se debe permitir que nadie participe impunemente en las actividades inhumanas de Lukashenko”, agregó al respecto el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Heiko Maas.

Partido conservador de Merkel contra la acogida de refugiados

La atención humanitaria a los migrantes en la zona fronteriza de Bielorrusia es una prioridad, reiteró Maas: "Uno de los valores fundamentales de la Unión Europea y sus Estados miembros es que no dejamos solas a las personas necesitadas, y tendremos que defender estos valores comunes también en nuestras fronteras exteriores". El derecho internacional exige que se conceda acceso humanitario en esta situación, y las ONG humanitarias están listas para ayudar.

En nombre del grupo parlamentario de los partidos conservadores Unión Demócrata Cristiana (CDU) y su socia bávara, la Unión Social Cristiana (CSU), el diputado Thorsten Frei pidió apoyo a Polonia para asegurar la frontera exterior de la UE con Bielorrusia y, como último recurso, controles fronterizos en la frontera germano-polaca, incluido el traslado de migrantes de vuelta a Polonia, en virtud del Reglamento de Dublín. Frei considera que "en ningún caso los inmigrantes de la zona fronteriza deben ser distribuidos en Europa”.

Los derechistas agitan, Lukashenko amenaza

La fracción del ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) aprovechó el debate en el Bundestag para reavivar el rechazo a los inmigrantes. "La inmigración no es un derecho humano. El cruce ilegal de fronteras es un acto criminal", dijo el diputado del AfD Gottfried Curiol, quien salió en defensa del gobierno de Varsovia: "Polonia se está protegiendo a sí misma, a Alemania y a toda la UE".

Mientras tanto, Alexander Lukashenko lanza amenazas: "¿Y si les cortamos el suministro de gas? Si nos imponen nuevas sanciones, tendremos que reaccionar", advirtió a la UE, en referencia al gasoducto Yamal-Europa, que pasa por Bielorrusia y transporta el gas ruso a Europa.

(jov/cp)

DW recomienda