Lanza la ONU llamado urgente por los refugiados de Siria | El Mundo | DW | 16.12.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Lanza la ONU llamado urgente por los refugiados de Siria

En 2014 habrá más de siete millones de refugiados sirios que dependerán de la ayuda humanitaria, informó la organización.

La ONU advirtió de la situación de emergencia de los refugiados sirios y aseguró que en 2014 habrá más de siete millones que dependerán de la ayuda humanitaria, mientras las tropas del régimen de Bashar al Assad volvieron a lanzar bidones con explosivos en Alepo.

Desde Ginebra, la ONU advirtió que en total habrá 16 millones de sirios que necesitarán esta ayuda, casi un 75 por ciento de la población total.

Por eso, las Naciones Unidas y otras organizaciones de ayuda pidieron a la comunidad internacional que ponga a disposición 6.500 millones de dólares (4.700 millones de euros) para ayudar a los sirios el próximo año.

Este es el mayor pedido lanzado por la ONU para un país en crisis, y la mitad de las ayudas previstas en el mundo, que incluyen naciones como Afganistán y Somalia.

"Estamos enfrentando una situación terrible aquí y para fines de 2014 habrá más población en Siria que esté desplazada o necesite ayuda humanitaria de la que no", manifestó el alto comisario de las Naciones Unidas para los refugiados, Antonio Guterres, en Ginebra.

Urge solución política

"Esto va más allá de cualquier cosa que hayamos visto en muchos, muchos años, y hace que la necesidad de una solución política sea más importante que nunca", advirtió. "Esta crisis tiene una dramática influencia en los (países) vecinos, en su economía, su sociedad y su seguridad".

"Mientras nos acercamos al cuarto año de esta terrible crisis (en Siria), vemos cómo sus brutales consecuencias para millones de personas generan grandes desafíos para la comunidad internacional", señaló por su parte la directora de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) de la ONU, Valerie Amos.

Desde el estallido del conflicto, en marzo de 2011, más de 2,3 millones de sirios huyeron a países vecinos. La agencia de la ONU para refugiados (ACNUR) cree que para fines de 2014 podrían ser 4,1 millones.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) estima que 2,9 millones de sirios deberán recibir ayudas en países de la región, mientras que en Siria serán unas 4,25 millones de personas que tuvieron que dejar sus hogares y trasladarse a otras zonas del país.

Ofensiva de Assad

Las tropas del régimen de al Assad lanzaron de nuevo bidones con explosivos sobre varios barrios habitados de Alepo. Los activistas en Alepo señalaron que una de esas "bombas" estalló en el recinto de la escuela Taybe, en el barrio de Al Endharat y dejó 12 personas muertos, entre ellos varios estudiantes y profesores.

Los insurgentes amenazaron con ataques de represalia e instaron a los civiles que habitan en los barrios controlados por el Ejército a que se mantengan alejados de los puestos de control militares y de los edificios gubernamentales.

El domingo, el Ejército ya bombardeó utilizando este método varios barrios controlados por los insurgentes en Alepo, en ataques que al parecer dejaron 83 víctimas. Según informaron hoy los Comités Locales de la Revolución, tan sólo en el barrio de Al Haidariya murieron 35 personas cuando los ocupantes de un helicóptero lanzaron un bidón repleto de explosivos sobre un concurrido cruce de calles.

Además, 40 personas resultaron heridas. En ese cruce se toman muchos minibuses que unen Alepo con los pueblos de los alrededores.

El terror de la guerra desplaza a miles de sirios.

El terror de la guerra desplaza a miles de sirios.

Fuerza destructora

"La fuerza destructora de estos bidones de explosivos es equivalente al efecto de un misil 'scud', sólo que son mucho más baratos que los misiles", dijo el coronel Sayed Tlass, que desertó del Ejército. "En uno de esos contenedores meten unos 300 kilos de TNT más restos de metralla".

Por otra parte, los servicios secretos de las fuerzas aéreas secuestraron a dos familias de un refugio para desplazados en el barrio de Yarama, en las afueras de Damasco. Al parecer los civiles, procedentes de Duma y Arbien, fueron tomados como rehenes para ser intercambiados por presos en manos de los rebeldes en Adra al Ummaliya, también en las afueras de la capital.

La web "Zaman al Wasl" informó que los soldados secuestraron también a niños de esas dos familias y que sólo dejaron a un bebé en el refugio en manos de otros desplazados. Yarama, donde viven sobre todo miembros de la minoría drusa y cristiana, es uno de los pocos barrios del este de Damasco que seguía siendo relativamente seguro.

Piden "buena voluntad"

En tanto, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, instó a las partes enfrentadas en el conficto a tener "gestos de buena voluntad" de cara la conferencia internacional de paz prevista para el 22 de enero en Ginebra.

"Eso podría ser un alto el fuego o al menos una limitación de la violencia. También puede ser dar acceso a la ayuda humanitaria y la puesta en libertad de presos, en particular de mujeres y niños. Y puede ser el fin del cerco", expuso hoy Ban ante el Consejo de Seguridad de la ONU en Nueva York.

Un miembro de la familia real saudí acusó a Estados Unidos de "negligencia criminal" en el conflicto. El exjefe de del servicio secreto saudí, el príncipe Turki al Faisal, dijo en declaraciones al "The Wall Street Journal": "Estados Unidos nos transmitió la impresión de que iba a actuar en Siria, lo que después no ha hecho. Su ayuda para el Ejército Libre de Siria (ELS) es irrelevante. Ahora dice que le va a poner fin (a esa ayuda). Pues bien, que la concluya. De todas formas, no ha servido de nada", señaló.

El gobierno de Estados Unidos anunció la semana pasada que no iba a proporcionar más material a los rebeldes tras un ataque de islamistas al depósito y almacenes del ELS.

EL(dpa, reuters)

Publicidad