Lana manchada de sangre - El verdadero precio de nuestra ropa | Primer plano | DW | 09.09.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Primer plano

Lana manchada de sangre - El verdadero precio de nuestra ropa

La lana de oveja merina es cada vez más popular, pero los animales son torturados. Con un 88 %, Australia es el mayor productor mundial. En la gran mayoría de las granjas de este país el bienestar animal no juega ningún papel.

Con el fin de producir la mayor cantidad de lana posible, las ovejas se someten a la cría selectiva destinada a aumentar la cantidad de pliegues de su piel, lo que confiere a los animales mayor superficie cubierta de lana. El problema es que estos pliegues constituyen el hábitat perfecto de los parásitos, que depositan allí sus huevos. Para prevenir esto, el 90% de las ovejas merinas australianas son sometidas a un procedimiento llamado "mulesing” que debe su nombre su inventor, John Mules, y consiste en cortarles a los corderos jóvenes grandes porciones de piel del ano, sin anestesia. La cineasta Joanna Michna habla con ganaderos y personas del sector en Australia, con defensores del "mulesing” y con criadores de ovejas que protegen a sus animales con métodos alternativos. El 75 por ciento de la lana australiana es enviada a China para su posterior procesamiento. ¿Se preocupan allí de no mezclar la lana de las ovejas mutiladas y no mutiladas? ¿Y cómo puede el consumidor saber si los animales han sido torturados? La cineasta se hace pasar por una cliente para averiguarlo. Pregunta a marcas y minoristas alemanes si saben de qué clase de lana están elaboradas sus prendas. El resultado habla por sí mismo: ninguna de las 34 empresas encuestadas es capaz de mostrar una cadena de suministro transparente. Y ni siquiera los certificados conocidos aportan claridad en materia de bienestar animal.