La vacunación contra el COVID-19 avanza por fin en Alemania | Coronavirus | DW | 06.04.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Coronavirus

La vacunación contra el COVID-19 avanza por fin en Alemania

Después de un comienzo lento, la vacunación en Alemania comienza a despegar. La llegada de más vacunas y la participación de los médicos de cabecera dan esperanza.

Centro de vacunación en Bonn.

Centro de vacunación en Bonn.

Reina la tranquilidad en la sala "Viena" del centro de vacunación de Bonn, ubicado en el Centro Internacional de Congresos de esa ciudad. Una veintena de personas está en observación luego de haber sido vacunados con el preparado de AstraZeneca. Entre ellos Gerd y Rita Eisenbeiß. Él, de unos setenta años, confía en la vacuna y se siente aliviado de que todo haya sido tan rápido.

Eso se debe a una cuota especial de casi medio millón de dosis de la vacuna británico-sueca que el estado alemán de Renania del Norte-Westfalia ofreció a los mayores de 60 años, después de que se recomendara que AstraZeneca no se fuera aplicada a personas de menos de esa edad. Las citas se empezaron a reservar desde el sábado a las 8:00 de la mañana. Solo media hora después, el servidor estaba colapsado.

Rita y Gerd Eisenbeiß, contentos de haber recibido la vacuna.

Rita y Gerd Eisenbeiß, satisfechos tras haber recibido la vacuna.

Rita Eisenbeiß lo intentó una y otra vez, hasta que a las 15:30 consiguió una cita para ella y su marido, explica a DW. Otra paciente cuenta una historia parecida. Espera su vacuna en la sala "Nairobi". No tiene miedo, cuenta. "Si lees el prospecto de cualquier medicamento, los riesgos son mucho mayores que con AstraZeneca", afirma. "Al final todos tendremos que vacunarnos, así que, mejor lo antes posible".

La capacidad casi se duplicó

El centro de vacunación de Bonn casi ha duplicado su capacidad: de mil a 1.800 dosis al día, con una inyección cada 24 segundos en promedio. Si hubiera más vacunas, el centro podría ampliar su capacidad, dice Frank Fresner, portavoz de la brigada de bomberos de Bonn, que opera el centro de vacunación.

En toda Alemania, no solo en Bonn, los responsables esperan ahora una vacunación más rápida. El ministro de Salud, Jens Spahn, dijo que a principios de mayo el 20% de la población del país debería haber recibido su primera dosis vacunal. Suena ambicioso, dadas las cifras previas: en tres meses se ha vacunado a diez millones de personas, algo más del 12%.

Desde esta semana los médicos de familia de toda Alemania podrán dispensar la vacuna.

Desde esta semana los médicos de familia de toda Alemania podrán dispensar la vacuna.

Médicos generalistas acelerarán la vacunación

Pero ahora se están recibiendo más vacunas. De 16 millones de dosis en el primer trimestre, la cantidad aumentó a 70 millones en el segundo. A los cerca de 430 centros de vacunación en el país, se van sumando las consultas de los médicos de cabecera. En el tercer trimestre, se aguarda la llegada de otras cien millones de dosis. Eso debería ser suficiente para toda la población.

La Asociación Alemana de Médicos de Cabecera, sin embargo, no parece ser tan optimista. Tras varias pruebas piloto que se llevan a cabo desde hace semanas, se espera que alrededor de 35.000 consultorios médicos en todo el país se unan a la campaña de vacunación a partir de esta semana. En Baviera, ya empezaron la semana pasada, pero no como esperaban. "Veinte dosis por consultorio a la semana, eso es muy poco", se quejó el director de la asociación, Ulrich Weigeldt, en entrevista con una radio berlinesa.

Ver el video 01:24

BioNTech acelera su producción en Marburgo

Reticencias iniciales de los políticos

Wolfgang Kreischer dirige un consultorio de Medicina General y Medicina Interna en Berlín-Zehlendorf. También es presidente de la asociación de médicos de cabecera de Berlín-Brandeburgo. "Sorprendentemente, hoy recibimos ambas vacunas, BioNTech y AstraZeneca", explica a DW este martes (06.04.2021). "No solo podemos invitar a pacientes mayores, sino también a los más jóvenes", celebra, añadiendo que se dispone a hacer muchas horas extra.

Tanto la vacuna de BioNTech como la de AstraZeneca son muy demandadas.

Tanto la vacuna de BioNTech como la de AstraZeneca son muy demandadas.

Kreischer y sus colegas se han ofrecido durante mucho tiempo a ayudar con las vacunas, pero los políticos han dudado hasta ahora de si se debería involucrar a los médicos de familia. Kreischer lamenta una "burocracia monstruosa" que le dificulta la vida a él y a sus colegas.

No comparte la priorización de los mayores, porque los jóvenes tienen más posibilidades de contagio. Pero el gobierno la ha decidido sin escucharlos. Kreischer no piensa entrar en el debate sobre si se logrará alcanzar el objetivo de vacunación del ministro de Salud alemán, Spahn. De momento, tiene bastante con llevar adelante su consultorio y la vacunación contra el COVID-19 a la vez.

(lgc/cp)

 

DW recomienda