La universalidad de las víctimas como antídoto contra la impunidad | Europa | DW | 17.05.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

La universalidad de las víctimas como antídoto contra la impunidad

En 2019 se cumplen 80 años del fin de la guerra civil y el inicio del exilio español. Los juristas Baltazar Garzón y Wolfgang Kaleck se dieron cita en Berlín para hablar de la jurisdicción universal y la impunidad.

La iniciativa berlinesa "Sobre las fosas” que convoca a cineastas y defensores de derechos humanos de España y Alemania busca romper con el silencio en la reconstrucción de la memoria histórica en España y presentar estos ejercicios como fenómeno paneuropeo. Los juristas Baltazar Garzón y Wolfgang Kaleck se dieron cita en Berlín para hablar del alcance de la jurisdicción universal para corregir la impunidad.

A diferencia de lo ocurrido con el nacionalsocialismo alemán o con el fascismo italiano que fueron proscritos en sus países, en España el franquismo es parte activa y visible de las estructuras sociales y políticas en nombre de la reconciliación social. Pero el decreto que modifica la ley de Memoria Histórica y permite la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco divide a la sociedad española. La discusión revive el alcance de la impunidad de los 143.353 desaparecidos, 150.000 asesinatos extrajudiciales, 30.000 bebés robados y la existencia de más de 2.000 fosas comunes, cobijada bajo la Ley de Amnistía de 1977.

El mito de la reconciliación

Para los defensores de Derechos Humanos Baltazar Garzón y Wolfgang Kaleck, tanto esta ley como la de Memoria Histórica de 2006 desconocen que la reconciliación es un acto personalísimo, que no se puede imponer por la fuerza de los decretos. En entrevista con DW aseguraron que la reconciliación tiene un carácter individual que "no implica que el Estado se sustraiga a la hora de activar mecanismos de protección a las víctimas”. Durante el encuentro en Berlín, en el marco de la iniciativa "Sobre las fosas”, Garzón describió el proceso social de su país como "el mundo al revés. En España han sido las víctimas quienes han tenido que pedir perdón a sus victimarios”, dijo, y acusó asimismo al poder judicial de ‘vergonzosa inhibición' frente a la búsqueda de la verdad para las víctimas.

Berlin Baltasar Garzón und Wolfgang Kaleck (DW/J. Gonzalez)

Baltasar Garzón y Wolfgang Kaleck.

Impunidad del ayer como columna del poder actual

Garzón y Kaleck fueron enfáticos frente al peligro que representa la reconciliación impuesta por el Estado, porque en nombre de la convivencia presente, acalla los delitos del pasado. "Así edulcoramos la historia cuando nos hace daño” recordó Garzón. El exmagistrado señaló a DW que  la negación de acceso a la verdad es una manera de re victimizar a las víctimas. Por su parte, Kaleck asegura que el España suspendió sus obligaciones de investigar y enfrentar los crímenes. Y destacó el trabajo de la sociedad civil en su insistencia por buscar qué pasó y donde están los restos de sus seres queridos. En entrevista a DW, Kaleck comentó que el problema para llegar a conocer la verdad consiste en que "no nos movemos en terreno neutro”, y en la presencia de poderes autoritarios en la justicia española "porque esa impunidad de los crímenes del pasado es una columna de su poder de hoy”.

"No hay excusa para la pasividad”

Para ambos juristas, la aplicación de la legislación internacional o "jurisdicción universal" es la alterativa para lograr justicia en los crímenes de lesa humanidad, ante la incapacidad de los estados soberanos. De ahí que Garzón y Kaleck insistan en el carácter "universal" de las víctimas. Un ejemplo de esto es la "querella argentina” de 2010. Se trata del proceso abierto en Argentina por la jueza María Romilda Servini contra los responsables de los crímenes en el régimen franquista en España. Justamente la cesión de soberanía de los estados, al ratificar los convenios internacionales, brinda herramientas para que las víctimas sean reparadas, incluso en un asunto cerrado como lo es el español, en un lugar distinto a donde ocurrieron los crímenes, en este caso Argentina. Kaleck aseguró a DW que pese al tiempo, "el Estado español continúa en la obligación de investigar lo que ha pasado, y también  de reparar financieramente, reformar la educación y crear alguna política de memoria. Son elementos bien establecidos por la Corte Europea de Derechos Humanos y por la Corte Interamericana de Derechos Humanos”. Para Kaleck es claro que ni los cientos de miles asesinados o desaparecidos ni los miles de niños robados se pueden reparar en España. Y añade que "el sistema no es ideal. Nada lo es. Pero eso no quiere decir que no podemos enfrentarlo".

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema