La Unión Europea busca suministro garantizado de materias primas raras | Europa | DW | 28.08.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

La Unión Europea busca suministro garantizado de materias primas raras

En el futuro, no sólo escasearán el petróleo y el gas. También el rodio, el germanio, el tantalio y otras once materias primas. La UE quiere garantizar su suministro, necesario para fabricar productos de alta tecnología.

El tantalio es un componente esencial de teléfonos móviles y televisores de plasma, entre otros.

El tantalio es un componente esencial de teléfonos móviles y televisores de plasma, entre otros.

Encender una lámpara de bajo consumo, realizar una llamada a través del teléfono móvil o desplazarse en automóvil hasta la oficina. Todas ellas, acciones que precisan del uso de productos de alta tecnología que, en gran parte de los casos, contienen minerales o metales poco frecuentes. Modernos circuitos electrónicos, pero también catalizadores para gases de escape o imanes contienen materias primas escasas, ya sea porque su disponibilidad en la naturaleza es limitada o bien porque los propios países productores -sobre todo, China- restringen de forma artificial su producción. La Comisión Europea tiene previsto publicar, el próximo mes de noviembre, un documento estratégico para garantizar la importación de materias primas a largo plazo.

Fricciones con China

Muchos empresarios y políticos no son en absoluto conscientes de que Europa debe importar alrededor de cuarenta materias primas diferentes para garantizar la producción de bienes de alto valor tecnológico. En el caso de catorce de estos materiales, pronto podrían registrarse problemas de suministro, según Gwenolé Cozigou, director de materias primas de la Comisión Europea. La mayoría de dichas materias primas, o bien sólo se encuentran en China, o bien sólo allí se extraen a precios asumibles. También disponen de yacimientos dignos de mención el Congo, Sudáfrica y Brasil. Sin embargo, prácticamente el 100% de las denominadas "tierras raras" proceden de China. El metal más escaso es el itrio, necesario para el láser y los imanes.

Hubertus Bardt, Umweltökonom, Institut der Deutschen Wirtschaft in Köln

Hubertus Bardt, economista del Instituto de la Economía Alemana de Colonia.

Según la Comisión Europea, China ha dado paso a impuestos más elevados y a un aumento de los aranceles a la exportación de dichas materias primas escasas. Pese a que, según Gwenolé Cozigou, de la Comisión Europea, hay en marcha conversaciones con el gobierno chino sobre el comercio de materias primas, lo cierto es que, de momento, la exportación de las "tierras raras" se ha visto restringida en un 40%. Además, los compradores extranjeros son obligados a elaborar productos semimanufacturados en China. "China pretende desarrollar su industria", explica Gwenolé Cozigou, que añade: "se trata de una meta completamente aceptable. Sin embargo, si se atenta contra las reglas del comercio internacional, nos veremos obligados a actuar". Juntamente con Estados Unidos y México, la Unión Europea ha apelado a un tribunal de arbitraje de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Aumenta la demanda

A través de las presiones diplomáticas y las negociaciones comerciales, la UE debe asegurarse que China no aprovecha su posición de monopolio más allá de lo debido. Es la opinión del experto en materias primas, Hubertus Bardt, del Instituto de la Economía Alemana (IW) de Colonia: "El potencial para amenazar al gigante asiático no es demasiado grande, especialmente si se tiene en cuenta que, por otro lado, se pretende mantener en vigor el libre comercio". Es cierto que se puede presionar amenazando con aumentar las limitaciones a la importación de productos chinos. Sin embargo, según Bardt, es algo que nadie quiere, sobre todo porque sería la propia Europa la que se vería perjudicada. "Naturalmente, se trata de una situación complicada. Sin embargo, las conversaciones comerciales con China se mantienen, también las negociaciones políticas sobre diversos temas. Es en ese contexto en el cual debe ponerse el acento sobre el problema como tarea acuciante a resolver por ambas partes", explica Bardt.

El comisario europeo del ramo, Antonio Tajani, prevé un escenario en el cual los europeos deberán enfrentarse a una competencia cada vez más dura por el mercado de las materias primas. El suministro, a excepción de las fuentes de energía como el petróleo, el gas y el carbón, se convertirá en una cuestión decisiva para el conjunto de la economía europea.

Symbolbild Mobiltelefone im Papierkorb Handy Recycling

El reciclaje de materias primas, una opción de futuro.

La creciente demanda de alta tecnología, baterías y componentes electrónicos en países emergentes con un veloz crecimiento, como China, India y Brasil, sólo hará que agudizar el problema, según Bardt. El desarrollo tecnológico también comporta un aumento de la demanda. "Electromovilidad, células solares, lámparas de bajo consumo: desarrollos, todos ellos, que precisan de más y más escasas materias primas que una simple bombilla".

¿Ayuda al desarrollo a cambio de materias primas?

La UE apuesta, junto con las conversaciones comerciales y la presión política, por una cooperación reforzada con los países en vías de desarrollo que disponen de reservas de materias primas. Con la Unión Africana ya se establecieron las correspondientes negociaciones. "No se trata de vincular directamente la ayuda al desarrollo al suministro de materias primas", afirma Gwenolé Cozigou, de la Comisión Europea. "Los países africanos deben ser conscientes que la extracción de materias primas y su venta a un precio justo supone una ventaja para su propio desarrollo". Sólo de esta manera, los potenciales inversores europeos estarían seguros de que su implicación en las sociedades mineras africanas merece la pena.

Para Hubertus Bardt, del Instituto de la Economía Alemana, esquilmar los recursos naturales de los países africanos como si de colonias se tratara no es una opción factible: "Para Europa es mucho más provechoso que los países ricos en materias primas dispongan de un marco legal estable, sistemas de mercado e instituciones sólidas. El enfoque europeo es claramente diferente al chino". China, según ha constatado la UE, se asegura el acceso a las materias primas a través del acopio agresivo de sociedades mineras, compras de tierras y ayudas a los regímenes africanos. También resulta problemático, desde la perspectiva de los expertos, la concentración de proveedores. Tan sólo unas pocas sociedades mineras en todo el mundo son las responsables de la producción de materias primas.

Minas en la ciudad: el reciclaje

La Comisión Europea considera de enorme relevancia conseguir una mayor reutilización de las materias primas escasas empleadas en teléfonos móviles, lámparas, televisores y vehículos. Según Gwenolé Cozigou, "en Europa disponemos de las llamadas 'minas urbanas', es decir, el reciclaje, una fuente esencial de obtención de materias primas". La UE pretende conseguir que los hasta hora desechos electrónicos sean considerados una fuente valiosa de materias primas. Cuanto más se encarezca el mercado mundial de materias primas, más rentable resultará el reciclaje.

Rohstoffe

Materias primas raras: escasas y codiciadas.

También en Europa se encuentran yacimientos de metales raros. Sin embargo, hasta la fecha, su explotación es demasiado costosa. También la superficie de Groenlandia y el lecho marino del Polo Norte podrían acoger grandes reservas de materiales extraños. "No es casualidad que los rusos reclamen de forma enérgica gran parte del Polo Norte", afirma Hubertus Bardt, del Instituto de la Economía Alemana.

Búsqueda de materiales sustitutivos

Además, la UE quiere fomentar la búsqueda de sucedáneos de las denominadas "tierras raras" o del litio. Este último, empleado en grandes cantidades para la fabricación de baterías para los vehículos eléctricos. Aunque todavía no escasea, la demanda crecerá en los próximos años. Hubertus Bardt: "Ahora, todos hablamos del litio y de la cuestión de la electromovilidad. Si consiguiéramos desarrollar almacenadores de electricidad que no dependan de dicho material, entonces habríamos solucionado el problema de un plumazo. La búsqueda de materias primas sustitutivas cuenta con un enorme potencial. Para ello, sin embargo, es necesario un auténtico salto cuántico a nivel tecnológico".

Autor: Bernd Riegert / EV

Editor: Enrique López Magallón

DW recomienda