La UNAM abre Centro de Estudios Mexicanos en Berlin | América Latina | DW | 17.04.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

La UNAM abre Centro de Estudios Mexicanos en Berlin

La UNAM abrirá a fines de abril un Centro de Estudios Mexicanos en la Universidad Libre de Berlín con el objetivo de fortalecer la cooperación con el mundo académico y artístico alemán.

 Patrimonio cultural de la Humanidad, Unesco.

Edificio principal de la UNAM, Ciudad Universitaria, CDMX

El Centro de Estudios Mexicanos (CEM), buscará estrechar los lazos de cooperación científica, artística y cultural entre la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad Libre de Berlín (FU, según sus siglas en alemán), pero no sólo eso. 

"También explorará la cooperación con otras instituciones alemanas de educación superior", afirma Adriana Haro, secretaria académica del nuevo CEM durante los próximos dos años. Con el nuevo centro se conforma un corredor europeo con centros mexicanos ya existentes en varias capitales europeas, como Madrid, Londres, y París y, ahora, Berlín.

Aprendizaje del español

Adriana Haro, secretaria académica del CEM. (Foto: Dietrich Rall).

Adriana Haro, secretaria académica del CEM. (Foto: Dietrich Rall).

Haro explica que el centro tiene como directriz difundir la cultura mexicana, tanto el ámbito científico como cultural. También divulgará el aprendizaje de la lengua española a través de la aplicación del examen SIELE.

"Se trata de un examen de certificación internacional en línea, diseñado por especialistas del Instituto Cervantes, de la Universidad de Buenos Aires, de la UNAM y de la Univerisdad de Salamanca", explica Haro. 

Más información:

Estudiante mexicana crea helicóptero para la NASA

Científicos mexicanos en Berlín: "Salvamos vidas"

La UNAM tiene una larga tradición en la cooperación internacional. "La primera escuela de extensión se abrió en la Ciudad de San Antonio, Texas, en Estados Unidos a principios de los años 20, poco después de la Revolución Mexicana. La idea fue de José Vasconcelos, entonces rector de la UNAM", afirma Haro.

La germanista añade que, entre tanto, ya hay 14 centros en cuatro continentes. "Tenemos casi un siglo en este proceso de cooperación internacional a nivel académico, cultural y de fomento a las artes. Porque la UNAM son muchas universidades en una, es un mosaico de actividades y hasta de museos científicos y artísticos que juegan un papel muy importante".

La UNAM, la mayor de América Latina

La UNAM, heredera de la Real y Pontificia Universidad de México, fundada en 1551, no sólo es una de las más antiguas, sino la más grande del país y de América Latina, con unos 350.000 alumnos inscritos en 2017.

También cuenta con uno de los campus más grandes del mundo, cuya zona central, conocida como Ciudad Universitaria (CU), fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2007.  Además, es la única universidad pública que ha sido distinguida con el Premio Príncipe de Asturias 2009, por su impulso a corrientes de pensamiento humanístico, liberal y democrático. 

"La cooperación internacional ha rendido frutos, por ejemplo en la Facultad de Música, cuya base es la escuela musical alemana", destaca Adriana Haro. "Fue la base para la creación musical clásica en México con una tradición muy rica, representada por figuras de la talla de Manuel M. Ponce, que fue director de la Escuela Nacional de Música y otros músicos destacados".

En el intercambio científico con Alemania, Adriana Haro recuerda que Alexander von Humboldt fue el primer ciudadano alemán naturalizado mexicano. "El gobierno mexicano lo distinguió como ciudadano poco después de la independencia."  La germanista recuerda que en el siglo XIX, los viajeros alemanes llegaban de algún modo a la universidad. "Era el contacto con las esferas del conocimiento".

El matemático mexicano, Raúl Rojas, un académico de primer nivel, que investiga en la Universidad Libre de Berlín, y ha vinculado a otras universidades mexicanas.

El matemático mexicano, Raúl Rojas, un académico de primer nivel, que investiga en la Universidad Libre de Berlín, y ha vinculado a otras universidades mexicanas.

Académicos alemanes en la UNAM

La presencia alemana en la UNAM tiene ilustres ejemplos, como el del botánico Reinhard Weber, que llegó a México en 1967 después de doctorarse, y fue pionero en la investigación y cátedra sobre la diversidad e importancia de las plantas fósiles en México. Weber se hizo cargo en 1987 del Museo de Paleontología de la Facultad de Ciencias de la UNAM, y sigue siendo una figura de referencia en la investigación botánica y biológica en el país.

La germanista destaca que también hay una cooperación puntual, por ejemplo, en el ámbito de las letras alemanas, a través del doctor Ottmar Ette, de la Universidad de Potsdam. Pero también recuerda la presencia en Berlín de destacados académicos mexicanos egresados de la UNAM, como la científica Ana Luisa Piña, que trabaja en la Clínica Universitaria de Charité, en Berlín, al frente de un grupo de investigación sobre neurociencia.

 La científica mexicana Ana Luisa Piña.

La científica mexicana Ana Luisa Piña.

Haro destaca que las ciencias médicas y de la salud son un campo en donde puede haber interés en una cooperación e intercambio académico. "En la UNAM los estudiantes entran muy rápido a los laboratorios, a las prácticas quirúrgicas y en la tradición alemana se tiene un poco más de tiempo, esto podría ser interesante para los estudiantes alemanes, por la distinta aproximación a la práctica médica".

Las oficinas del nuevo CEM-UNAM Alemania estarán en el International Hause, en el barrio de Dahlem, en el sur de Berlín. La Universidad Libre de Berlín, fundada en 1948, después de la Segunda Guerra Mundial y en plena confrontación entre Este-Oeste, es considerada una de las once universidades alemanas de élite. Por el número de estudiantes que tiene, es una de las mayores instituciones de educación superior en el país.

Autora: Eva Usi (CP)

DW recomienda