La UE y la Liga Árabe buscan un acercarmiento | El Mundo | DW | 27.02.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

La UE y la Liga Árabe buscan un acercarmiento

Varios temas quedaron pendientes en esta primera cumbre, pero al menos europeos y árabes acordaron que deberían abordar los conflictos conjuntamente. Bernd Riegert informa desde Sharm el-Sheik, Egipto.

El final de la cumbre de la Liga Árabe con la Unión Europea en el Sharm el-Sheikh egipcio fue especialmente caótico. La Primera Ministra británica Theresa May apareció de repente en la cantina para los periodistas y disfrutó de su comida allí. El Ministro de Asuntos Exteriores español, Josep Borell, deambulaba perdido por los amplios pasillos del enorme centro internacional de conferencias de Sharm el Sheikh. El Emir de Kuwait agarró un carrito de golf eléctrico y manejó manifiestamente jovial a través de uno de los grandes salones.

Las numerosas fuerzas de seguridad y los organizadores de la cumbre se vieron abrumados. La traducción y transmisión de las conferencias de prensa fueron parcialmente exitosas. A menudo, sólo se escuchaba un incomprensible árabe, inglés o francés.

Un alto funcionario de la UE dijo que no quería despertar prejuicios, pero que después de todo estaba en Egipto, un Estado policial dirigido con mano dura por el presidente Al-Sisi. Sin embargo, los invitados europeos expresaron su agradecimiento por la "excelente" organización y la gran hospitalidad de los organizadores egipcios. Esto es algo común en estas cumbres, independientemente de los procedimientos reales.

Merkel quiere contribuir en la resolución de conflictos

La canciller Angela Merkel calificó como exitosa la reunión en el desierto del Mar Rojo. Dijo que Alemania y Europa querían ayudar a resolver los conflictos en el mundo árabe: "Somos países de una estecha cercanía. El destino de la UE depende directamente del destino de estos países. Lo hemos experimentado en relación con la migración y la huida. Por eso la tarea es cultivar la cooperación multilateral, aunque, por supuesto, existen puntos de vista muy diferentes", dijo Merkel, que abandonó la cumbre antes de su fin. Sólo estuvo 18 horas en Sharm el Sheikh. También fue la última en llegar el domingo (24.02.2019) por la noche.

Merkel quiere acelerar la búsqueda de una solución política al conflicto en Siria. A ella no le importa mucho el debate en el seno de la Liga Árabe sobre si reincorporar al presidente de Siria, Bashar al-Assad, después de varios años de suspensión. Ella ha pedido a la Liga Árabe que trabaje para lograr un proceso de cambio político en Siria. Lo que se necesita es un comité constitucional y la destitución de Assad para que los sirios que huyeron puedan regresar a su país. "Desafortunadamente, este proceso aún no ha comenzado. Debemos continuar trabajando en esto", dijo Merkel.

Ni una palabra sobre Derechos humanos 

Las críticas de los representantes europeos a los gobiernos autocráticos de los Estados árabes y a muchas violaciones evidentes de los derechos humanos fundamentales, incluso en el país anfitrión, Egipto, siguieron siendo moderadas. Merkel dejó claro que no podía hablarse de derechos humanos en el sentido occidental. En primer lugar, debemos asegurarnos de que la vida y la integridad física de las personas, por ejemplo en Libia, estén protegidas. "En muchos Estados miembro de la Liga Árabe, la seguridad de las personas está amenazada. Este es un punto que debe abordarse en primer lugar. En segundo lugar, también necesitamos organizaciones no gubernamentales, necesitamos actores comprometidos con la economía", dijo la Canciller en Sharm el Sheikh. No cree que la coexistencia pacífica pueda lograrse oprimiendo a las minorías. 

En la declaración conjunta de la cumbre de los 49 países reunidos, existe un claro compromiso con los derechos humanos y el derecho internacional. Sin embargo, en su conferencia de prensa final, el presidente egipcio Abdel Fattah al-Sisi dijo: "No dejamos que nos enseñen (los europeos) nada sobre la humanidad", afirmó al-Sisi. "Ellos tienen sus reglas y valores. Respetamos eso. Nosotros tenemos la nuestra. También deberían respetar eso", añadió. En la sala de prensa aplaudieron los representantes de los medios de comunicación egipcios altamente regulados.

Las cumbres se volverán regulares

El Presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, se congratuló, a pesar de estos desacuerdos, de que la UE y la Liga Árabe hubieran acordado establecer una "verdadera" asociación y defender el multilateralismo y una política internacional basada en normas. Tusk prometió que trabajarían juntos para resolver los conflictos en Yemen, Siria o Libia y el conflicto de Oriente Medio entre Israel y Palestina.

Se congratula de que se refuerce la cooperación económica y la defensa conjunta contra el terrorismo. "Esta cumbre es sólo el comienzo, pero un muy buen comienzo", dijo el Presidente del Consejo. Se decidió celebrar reuniones periódicas al más alto nivel político. La próxima reunión tendrá lugar en Bruselas en 2022. 

(dg/jov)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda