“La UE salió fortalecida de la crisis ucraniana” | Europa | DW | 22.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

“La UE salió fortalecida de la crisis ucraniana”

En entrevista con Deutsche Welle, Rebecca Harms, jefa de la fracción de Los Verdes en el Parlamento Europeo, elogia la actuación decidida del bloque comunitario en el marco de la crisis ucraniana.

En el lapso que duraron las manifestaciones de protesta en la Plaza de la Independencia de Kiev, Rebecca Harms, jefa de la fracción de Los Verdes en el Parlamento Europeo, viajó varias veces a Ucrania para tomarle el pulso a la situación sin intermediarios. Su visión de las cosas no era la de una recién llegada, porque Harms viene estableciendo contacto con los políticos de ese país –entre ellos, la ex primera ministra Yulia Timoshenko– desde hace años. Deutsche Welle habló con la eurodiputada sobre el desempeño de la Unión Europea en el marco de la crisis ucraniana.

Deutsche Welle: ¿Cree usted que la Unión Europea le está enviando las señales correctas a Rusia?

Rebecca Harms, jefa de la fracción de Los Verdes en el Parlamento Europeo.

Rebecca Harms, jefa de la fracción de Los Verdes en el Parlamento Europeo.

Rebecca Harms: Yo creo que la Unión Europea y sus jefes de Estado y de Gobierno salieron fortalecidos de la crisis ucraniana, porque todos decidieron de manera unánime enviarle una señal a Kiev y a Moscú.

Usted dice que la Unión Europea salió fortalecida de esta crisis, ¿por qué?

Con frecuencia las catástrofes sirven para aprender lecciones. Y en la crisis que involucró a Ucrania y a Crimea, los jefes de Estado y de Gobierno de Europa recordaron cuáles son sus valores y sus fortalezas. La decisión de respaldar a Ucrania, de allanar el camino hacia un tratado de asociación, de comprometerse para ayudar económicamente a ese país… ¡todo eso es correcto! Eso es beneficioso para Ucrania y también para la autoestima, la seguridad y la paz del continente europeo.

¿No cree usted que la adhesión de Crimea al territorio ruso se consuma cuando se dice: ‘el resto de Ucrania pertenece ahora al hemisferio occidental’? Eso es como decir que ya no se puede hacer nada, que Crimea le pertenece a Rusia…

Uno no debe legitimar ni la invasión de Crimea ni su anexión por parte de Rusia. Pero tampoco es razonable entrar en las batallas equivocadas en este momento. Yo tengo la impresión de que los europeos deben tener claras las implicaciones del siguiente mensaje: nosotros queremos garantizarles a los ucranianos su derecho a la autodeterminación. Nosotros vamos a apoyar a Ucrania apelando a la noción de ‘soft power’ (poder suave) y al ideal de los ‘europeos del siglo XXI’. Nosotros vamos a luchar por los ucranianos si Rusia se propone seguir expandiendo sus fronteras.

¿Cree usted que el presidente ruso, Vladimir Putin, esté impresionado por la posición asumida por la Unión Europea? ¿No cree usted más bien que en el Kremlin se sonríen de manera socarrona en este momento?

Si la Unión Europea decide endurecer las sanciones que pesan sobre Rusia y cuestionar seriamente sus relaciones económicas con ese país, terminará enviando una señal muy clara a Putin. La economía rusa no está funcionando muy bien en este instante. Las dependencias en el continente europeo no son unidireccionales. Aquí existe una dependencia mutua. No es posible imaginar a la Rusia de Putin sin los pagos gigantescos que la Unión Europea hace por el gas, el petróleo y el carbón de ese país.

¿Qué tan rápidamente está llegando la ayuda económica a Ucrania?

Todos en Ucrania tienen la impresión de que la Unión Europea reacciona muy tarde y muy lentamente. El proceso de aprender cómo funciona la Unión Europea está asociado con una cierta amargura. Por otro lado, yo creo que ese proceso de conocerse mutuamente es importante. Ahora la primera prioridad es hacer todo lo que esté a nuestro alcance para ayudar al Gobierno de Arseniy Yatsenyuk. Tenemos que asegurarnos de que los ucranianos puedan votar en mayo. Y debemos protegerlos de la presión o el asedio de Rusia.

DW recomienda

Publicidad